23
Lun, Jul

No, la menstruación no afecta a la inteligencia de las mujeres

Ciencia y tecnología
Typography

Los cambios hormonales durante el ciclo no tienen ningún impacto en la memoria de trabajo, el sesgo cognitivo o la capacidad de prestar atención a dos cosas a la vez, confirma un estudio

Acapulco Gro., 13 de julio del 2017 (ABC) Quizás haya escuchado alguna vez la ocurrencia machista de que no se puede menstruar y pensar al mismo tiempo. Aunque el tono grueso de la frase simplemente refleja la misoginia de quien la pronuncia, por muy controvertido que parezca sí es cierto que algunas mujeres sospechan que sus capacidades cognitivas disminuyen durante esos días. Pues bien, esa creencia no tiene ningún sentido científico. Un equipo de investigadores ha publicado en la revista Frontiers in Behavioral Neuroscience las evidencias de que es falsa. Los científicos examinaron tres aspectos de la cognición durante dos ciclos menstruales en un grupo de mujeres, y encontraron que los niveles de estrógeno, progesterona y testosterona en el sistema femenino no tienen ningún impacto en la memoria de trabajo, el sesgo cognitivo o la capacidad de prestar atención a dos cosas a la vez.

«Como especialista en medicina reproductiva y psicoterapeuta, trato con muchas mujeres que tienen la impresión de que el ciclo menstrual influye en su bienestar y el rendimiento cognitivo», admite Brigitte Leaners, autora del estudio. Por ese motivo y como otros estudios al respecto mostraban una metodología cuestionable, según la científica, Leaners se dispuso a arrojar luz sobre el asunto.

El estudio publicado este lunes utiliza una muestra mucho mayor de lo habitual y, a diferencia de la mayoría de estudios similares, sigue a las mujeres a través de dos ciclos menstruales consecutivos. El equipo, que trabaja en la Escuela de Medicina de Hannover y el Hospital Universitario de Zurich, reclutó a 68 mujeres que se sometieron a un seguimiento detallado para investigar los cambios en tres procesos cognitivos seleccionados durante las diferentes etapas en el ciclo menstrual.

Si bien el análisis de los resultados del primer ciclo sugiere que el sesgo cognitivo y la atención se vieron afectados, estos resultados no se repitieron en el segundo ciclo. El equipo buscó las diferencias de rendimiento entre los individuos y los cambios en el rendimiento de los individuos a través del tiempo, y no encontró ninguna.

«Los cambios hormonales relacionados con el ciclo menstrual no muestran ninguna asociación con el rendimiento cognitivo. Aunque puede haber excepciones individuales, el rendimiento cognitivo de las mujeres en general no es perturbado por los cambios hormonales que ocurren con el ciclo menstrual», insiste Leeners.

La autora advierte, sin embargo, que hay más trabajo por hacer. Si bien este estudio representa un paso significativo hacia adelante, las muestras más grandes, incluidas las de mujeres con trastornos hormonales, y otras pruebas cognitivas proporcionarían una visión más completa de la forma en que el ciclo menstrual afecta al cerebro. Mientras tanto, Leeners espera que el trabajo de su equipo comience el largo proceso de cambiar la opinión acerca de la menstruación.