20
Vie, Abr

Descubren por qué crujen los nudillos

Ciencia y tecnología
Typography

Ningún estudio ha concluido que crujirse los nudillos sea perjudicial para la salud. El origen del chasquido está en la rotura de burbujas microscópicas dentro de las cápsulas de las articulaciones

Acapulco Gro., 06 de abril del 2018(ABC).-Parece un asunto sencillo, pero no es nada fácil averiguar por qué crujen los nudillos. La causa se suele relacionar con la presencia de burbujas en las articulaciones. Unos dicen que cuando alguien se hace crujir los dedos rompe estar burbujas y que por eso se hace ese ruido. Otros dicen que las burbujas se forman justo en ese momento. De hecho, solo existe consenso en unas pocas cosas: que crujirse los nudillos no produce artritis, como sostiene la cultura popular, y que hace falta un tiempo de unos 20 minutos para poder volver a hacer el característico sonido. También se sabe que hay articulaciones que nunca crujen.

Recientemente, un grupo de científicos ha aplicado las simulaciones y las matemáticas que describen el comportamiento de los fluidos para tratar de desvelar la misteriosa causa del crujido. En un artículo publicado en Scientific Reports, investigadores de la Escuela Politécnica de París (Francia) y de la Universidad de Stanford (EE.UU.) han concluido que el chasquido es producido por el colapso parcial de burbujas microscópicas presentes en las cápsulas articulares de los nudillos.

«El sonido generado cuando alguien se cruje los nudillos es debido al colapso parcial de las burbujas de cavitación que están en el fluido de la articulación», explica a AFP Abdul Barakat, coautor del estudio e investigador en la Escuela Politécnica de París. «Puede haber muchas burbujas implicadas, pero nosotros hemos mostrado que el colapso de una sola es suficiente para conseguir el tipo de sonido del crujido».

 

A través de un modelo matemático y una representación geométrica de la articulación, los expertos han simulado la física del crujido de nudillos. Así, han observado que un colapso («aplastamiento») de solo una parte de las burbujas, provocado por un cambio de presión en la zona, basta para generar el sonido.

Esto contradice a una investigación publicada en 2015 que sostenía que es el chasquido el que produce las burbujas, y que se basaban en observaciones de ultrasonidos, en las que detectaron burbujas después del crujido de nudillos. Si con el colapso parcial de las burbujas ya basta para producir el sonido, después del crujido es de esperar que queden algunas y que se puedan detectar.

«Recurrimos a las matemáticas porque todos los trabajos previos estaban basados en técnicas de observación y de toma de imágenes, así que intentamos construir un modelo matemático para describir el fenómeno físico que rige todo esto», explica Barakat.

Gracias a las matemáticas, los investigadores pueden ahora crujirse los nudillos con satisfacción. Barakat ha dicho que debido a su trabajo ahora su hija también se hace chascar los dedos. Esperemos que nuevos estudios no descubran que crujirse los nudillos sí que es malo para la salud.