16
Dom, Dic

Dime qué estilo de vida llevas y te diré la miopía que tendrás en un futuro

Ciencia y tecnología
Typography

La Organización Mundial de la Salud indica que, para el año 2050, la mitad de la población sufrirá discapacidad visual. La prevalencia es de un 13% entre los menores que tienen 5 años y asciende hasta un 20% en los que son dos años mayores

 

Acapulco Gro., 06  de octubre del 2018 (ABC) Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que 19 millones de niños en todo el mundo sufren discapacidad visual, siendo los errores de refracción la causa principal en el 63% de los casos. La miopía es uno de los errores de refracción más comunes. De hecho, se ha convertido en un problema de Salud Pública a nivel mundial, con tasas de prevalencia en constante aumento que indican que, para el año 2050, el 50% de la población será miope.

El Grupo de investigación en visión de la Universidad Europea ha confirmado, en España, la tendencia al incremento de la miopía en niños que se ha demostrado en otras partes del mundo. En concreto, según su estudio retrospectivo «Prevalencia de errores refractivos en niños de 5 a 7 años en España», la tasa de prevalencia de miopía en niños que se incrementa con la edad –de un 13% de miopes entre los niños de 5 años al 20% en niños de 7 años–. Además, el trabajo arroja diferencias en las horas que dedican al uso de dispositivos digitales los niños miopes en relación con el resto de niños.

El trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad Europea se convierte en el primero que se realiza en España en niños entre 5 y 7 años y permite disponer de datos de prevalencia de miopía en esa población, así como relacionarla con el número de horas durante el que emplean dispositivos electrónicos. Esto resulta clave en opinión de los investigadores, «dado que conocer y corregir los errores refractivos en edades tempranas es de vital importancia, ya que los problemas de visión no resueltos tienen un gran impacto en la calidad de vida del niño y en su desarrollo educativo».

El estilo de vida podría ser clave

Por lo que respecta a los tipos de errores de refracción en el estudio realizado, los investigadores detectaron un 16,8% de miopes y un 43,9% de hipermétropes y llegaron a la conclusión de que el porcentaje de miopes ascendía con la edad.

Asimismo, en relación con los estilos de vida de la muestra estudiada, los resultados revelan que los niños emplean dispositivos como tabletas, móviles, ordenadores o consolas durante una media de una hora y 20 minutos al día, a los que se suma la hora y 23 minutos que dedican a ver la televisión y los 51 que dedican a leer. Estos datos cobran especial relevancia si se tiene en cuenta que algunos estudios han determinado que existe un riesgo moderado de convertirse en miopes para aquellos niños que pasan más de dos horas realizando tareas en visión de cerca (además de las empleadas en el colegio).

Además, el equipo de la Universidad Europea ha observado cómo el 30% de los niños pasa más de dos horas diarias con dispositivos digitales, porcentaje que se eleva al 33% en el caso de los miopes. Tal y como destacan los investigadores, «estos datos hacen pensar que el uso prolongado de dispositivos electrónicos podría tener alguna influencia en la aparición de la miopía». De hecho, el estilo de vida de los niños podría explicar la mayor parte del incremento en el riesgo de padecer miopías altas, ya que «los estudios más recientes parecen demostrar que existe menor incidencia en los menores que pasan más tiempo al aire libre».

Por último, los expertos recomiendan incorporar la influencia de los dispositivos digitales en la evolución de los defectos refractivos en futuros estudios, así como «hacer un seguimiento temporal de las tasas de prevalencia para determinar el incremento que se está produciendo en España con el fin de poder establecer medidas de prevención».

Uso de los dispositivos electrónicos en España

Las personas que usan más de 6 horas al día los dispositivos electrónicos tienen más predisposición a sufrir molestas visuales. Así se desprende del estudio sociológico elaborado por Clínica Baviera, titulado «Uso de dispositivos electrónicos y molestias visuales».

No obstante, la utilización de estos dispositivos varía mucho según sea el perfil del entrevistado; son las mujeres, los menores de 24 años y los estudiantes los que usan de forma más activa los dispositivos. Destaca, por ejemplo, el dato de uso de los dispositivos electrónicos los fines de semana entre los jóvenes de 18 a 24 años, más de 7 horas al día, frente a las 5,2 horas de uso de los adultos (35 a 55 años) en esa misma franja.

Molestias visuales y uso prolongado

Existe una clara correlación entre un incremento de la exposición a los dispositivos electrónicos: smartphones, tablets, ordenadores… y la aparición de molestias visuales. Así, más del 17% de los entrevistados sufre cansancio ocular tras el uso de los dispositivos electrónicos, mientras que casi el 13% sufre dolores de cabeza y más de un 12% nota sequedad ocular. Pero estos datos aumentan entre los que utilizan de forma más activa este tipo de aparatos (más de 6 horas al día), por eso los «heavy users» tienen una mayor tendencia a sufrir fatiga visual (26,1%), sequedad ocular (17,9%) y dolores de cabeza (17,2%)

El estudio también refleja que las molestias visuales aumentan entre los usuarios de lentillas y gafas, que son más propensos a sufrir fatiga visual (28,5%), sequedad ocular (22,2%) y dolores de cabeza (21,1%)