20
Sáb, Abr

Las montañas más altas del planeta se encuentran a 660 kilómetros de profundidad

Ciencia y tecnología
Typography

En el interior de la Tierra una nueva «capa» ha dejado boquiabiertos a los científicos: una cadena montañosa, muy similar a las que hay en la superficie. Lo cuenta José Manuel Nieves, en el podcast Materia Oscura

La revista «Science» ha publicado recientemente un estudio en el que los geofísicos de la Universidad de Princeton, en colaboración con el Instituto de Geodesia y Geofísica de China, lograron utilizar las ondas sísmicas de un gran terremoto en Bolivia para localizar, a 660 kilómetros de profundidad, una nueva «capa» que les ha dejado muy sorprendidos: una cadena montañosa, muy similar a las que hay en la superficie. La nueva «capa» se encuentra, además, justo en el límite que separa el manto superior del inferior. Hasta ahora, y a falta de un nombre mejor, los científicos simplemente lo han llamado «el límite de 660 kilómetros».

En otras palabras, el equipo ha descubierto que las capas profundas de la Tierra son igual de complejas y variables de las que observamos en superficie. Por eso, la presencia de esas «rugosidades» a tanta profundidad tiene importantes implicaciones para comprender «cómo funciona» el planeta en que vivimos. Esta nueva capa divide el manto, que constituye cerca del 84% del volumen total de la Tierra, en sus secciones superior e inferior. El periodista José Manuel Nieves lo explica en el podcast Materia Oscura, sobre estas líneas.