18
Lun, Dic

Rafa Nadal ejerce de número 1

Deportes
Typography

El español supera a Albert Ramos en su primer encuentro de la jornada, ya que se mide con Kyrgios por un puesto en la semifinal esta misma noche

Acapulco Gro., 19 de agosto del 2017 (ABC)Rafael Nadal superó a Albert Ramos en el primer encuentro que tenía planificado para hoy en el Masters 1.000 de Cincinnati. La lluvia obligó a comprimir su jornada de octavos y cuartos, y en esta ronda se mide con Nick Kyrgios, después de un partido muy seguro ante Ramos de una hora y 37 minutos.

Cerró el puño y mostró su ceño más fruncido. Pero el de la contundencia. Rafael Nadal ganaba el primer set tras una bonita batalla de 58 minutos y gran intensidad ante un Albert Ramos férreo y que respondía con firmeza a cada ataque que le propuso el balear. Seguros ambos con su servicio, ambos acumularon también bastantes errores (25 por 33 de Ramos), pero Nadal logró ser un poco más agresivo que su rival en el tie break y ejecutó a la perfección sus ataques con el drive. De ahí su puño, su mirada concentrada, su desafío en los ojos, su rabia contenida.

Arrinconaba Ramos a Nadal al fondo de la pista, con profundos golpes a los que añadía la incomodidad a la que teme el propio etnista balear: jugar contra un zurdo. Tanto se metió en la pista Ramos que obligó a Nadal a dar un paso atrás, y en ese instante, consiguió tres bolas de break en el tercer juego (0-40). Fue entonces cuando el balear ejerció de número 1, sacó a relucir esa imponente fuerza mental con la que ataque las esperanzas de sus rivales. Un punto, otro punto y otro más para equilibrar el juego, y remate en la red para fulminar el peligro.

Un alivio que lo impulsó hacia delante. Ramos, desbaratado su intento de ponerse por delante, pagó el esfuerzo y su mente se apagó. Nada salió bien en el siguiente juego y Nadal se elevó con el break. Fue un fin de partido adelantado, pues el número 1 logró enseguida su servicio y otro break más. Ramos no encontró consuelo a su desconsuelo ni en su banquillo ni en el tenis que lo había llevado al tie break en el primer set. Se había esfumado. Y en su lugar, Nadal se hizo más grande. Para terminar: un drive imponente de los 19 winners que logró. El primero de los dos partidos que tiene en la agenda de hoy, pues en cuartos se mide esta madrugada a Nick Kyrgios.