18
Lun, Dic

RESULTADO BARCELONA-MÁLAGA... El Barça se aprovecha de la desgracia

Deportes
Typography

El conjunto azulgrana vence al Málaga en un partido marcado por el grave error arbitral en el gol de Deulofeu

Acapulco Gro., 21 de octubre del 2017 (ABC)Digne empezó marcando de un bello taconazo pero el gol no tendría que haber subido al marcador porque la pelota había salido. Puede el Málaga legítimamente quejarse del error arbitral y sus problemas y su posición en la tabla tienen que ver con una desgracia un tanto incomprensible porque su juego propositivo es interesante y merece más premio. Sobre todo durante la primera parte, no hubo tanta diferencia entre los dos equipos. Valverde se cabreó intensamente con Deulofeu por un balón perdido en una de esas broncas que te hacen pensar en lo cómodo que es a veces no ser el protagonista.

Pasan tantas cosas estos días en Barcelona que al final uno se siente como si le faltara algo hablando «sólo» de fútbol. Algún día -espero- recuperaremos la normalidad y el discreto encanto de las cosas aburridas.

El árbitro continuó perjudicando al Málaga pitando una mano que era hombro en el minuto 27 y mostrándole una por tanto injusta cartulina amarilla a Luis Hernández. Los andaluces daban la cara y jugaba su mejor partido de esta temporada en que hasta ayer sólo había marcado 4 goles y ninguno fuera de casa. Ciento cincuenta empleados de seguridad velaban para que no hubiera invasión del campo. Nunca hay suficiente policía, es cierto. Pero ni en Barcelona ni en el Barça los ánimos están tan caldeados como para romper nada. Aunque puede que las cosas empeoren antes de mejorar, los catalanes, gracias al Rey, a la fuga de bancos y empresas, a la claridad con que Europa apoya a España y la inexorable maquinaria del Estado puesta en marcha están empezando a recordar las consecuencias que tienen siempre los actos.

Bien el Málaga, apagado el Barça. Mal el árbitro, González Fuertes: lamentable. No es por sacar conclusiones precipitadas pero la supuesta superioridad del Barcelona no acaba de hacerse presente cuando el rival es exigente. Messi marca en jugadas aisladas la diferencia pero los dos equipos empataron a juego y a talento: y el efecto engañoso del gol ilegal no disimulaba que el Barça, en 45 minutos, sólo llegó tres veces a la portería contraria y el único disparo fue el del gol.

Casi 75.000 personas acudieron al Camp Nou, la mejor entrada de la temporada el día que se suponía que todo el mundo estaba manifestándose en favor de las dos folclóricas encarceladas. Tendríamos que empezar a valorar con más finura las magnitudes y las cantidades. El Barça empezó la segunda mitad tan atontado como había acabado la primera. Jugaban con juego los de Valverde dándole aire y espacio a un Málaga voluntarioso y que no renunciaba a nada. Pero no es el año del Málaga, o no lo es de momento, porque lo poco que hizo el Barça le sirvió para marcar el segundo mediante un disparo de Iniesta que para redundar en la mala suerte de los de Míchel rebotó en el pie de Rosales para colarse a gol dibujando una tan bella como inmerecida parábola.