18
Jue, Ene

Zidane, a recuperar su ideario

Deportes
Typography

REAL MADRID...El técnico no se lamenta de nada, pero asegura haber recibido una lección: «Es mejor caer jugando a lo que sabes, al fútbol, que perder sin tu identidad»

Acapulco., 25 de diciembre del 2017(ABC).-La auto crítica es una de las virtudes de Zidane. No se cree líder de ninguna causa. Todas sus decisiones las medita con Bettoni, su alma mater. Las cuestiona con su cuerpo técnico. Sabía los puntos positivos y los negativos de alinear a Kovacic. «Si Cristiano o Benzema marcan en el primer tiempo, estaríamos hablando de otra cosa», señala un futbolista ante ABC. Pero el portugués falló y el francés envió su remate de cabeza a la madera. Después, Messi impuso su ley. El entrenador del Real Madrid no mira hacia atrás y no se lamenta de sus decisiones, porque no vale de nada. Pero ha aprendido varias lecciones. El francés que ha ganado más títulos en un año de la historia de la entidad, cinco, no se siente mejor que nadie. Y frente al Barcelona sufrió golpes que le han hecho recapacitar para volver a la esencia de lo que es el Real Madrid.

«El Real Madrid es un equipo de grandes jugadores y debe salir al campo a vencer con sus armas, que son la calidad». Las palabras de un veterano del Real Madrid concuerdan con el sentimiento del plantel el día después del 0-3. No hay que dramatizar la derrota. Se hizo un ensayo táctico y salió mal. Pero el resultado es rotundo. «El Real Madrid no puede hacer experimentos en los grandes partidos», señala otro gran exfutbolista de la casa. «Debe jugar con su estilo de siempre, el que le ha dado esto ocho títulos a Zidane. Dominio, posesión, buen fútbol y ataque. Si se pierden estas características, no eres el Real Madrid». Ese fu el primer problema en el clásico: el Barcelona era el de siempre, Messi y su reparto de juego, y el Real Madrid era un desconocido. «Se eliminaron las virtudes de equipo, la clase de Modric y el juego ofensivo de Marcelo, Benzema y Cristiano, en beneficio de un sistema destructivo para frenar a Messi. El problema es que la mayoría de los jugadores no acompañan a ese sistema, porque no es lo suyo».

Devolverles la confianza

En el seno del Real Madrid se analizaba esta experiencia fallida: «Zidane lo ha hecho una vez, no ha salido bien y ahora sabe que no puede volver a caer en ese error. Debe jugar como a él le gusta, al ataque. Zizou tiene la esencia de este club, hacer buen fútbol para ganar, y la mantendrá siempre a partir de ahora, seguro, porque ha visto que hacer otras cosas no sale bien, entre otras cosas porque tiene futbolistas para atacar y ganar, no para pensar en defender».

En la casa lo consideran una buena lección. En el clásico vimos un Real Madrid maniatado por un sistema que le hizo sentirse sin libertad para subir al ataque y mostrar sus virtudes. «Precisamente jugamos mejor cuando salieron Bale y Asensio, con diez hombres y el 0-2, cuando ya no había nada que perder». Lo reconoció el propio Valverde, que temió el 1-2 en la clara ocasión que Bale tuvo ante Ter Stegen. El mensaje del club blanco es conciso, basado en la experiencia: «Es mejor caer jugando a lo que sabes, el buen fútbol, que perder sin tu identidad».

El plantel se marcha de vacaciones con una alerta personal y general. La misión de Zidane, Bettoni y Llopis será levantar el ánimo de sus hombres y devolverles una confianza que ha quedado tocada con la derrota.

Vigo, otro duro examen

La única buena noticia para los responsables de la plantilla es que todo el grupo se encuentra apto para atacar un mes de enero frenético, con Liga y Copa cada tres días. Con permiso del Numancia, rival copero, la visita al Celta el día 7, ganador en Riazor anoche, será otra prueba de fuego para el Real Madrid, herido en su orgullo.{

El clásico dejó en evidencia, no obstante, que hay futbolistas que no viven su mejor estado de forma. Se acusó el desgaste futbolístico y climático del Mundial de Clubes, con dos encuentros que se ganaron con marcadores apretados, sumados a viajes largos y apretados. Todo impone su precio y el campeón del mundo lo pagó frente al Barcelona.

Maratón de partidos

El maratón de encuentros del próximo mes permitirá realizar rotaciones que pondrán a todos los futbolistas en liza. Zidane ha comprobado que necesitará cambios en su primer once titular, el de la Liga, para recuperar la velocidad de crucero. Marco Asensio y Gareth Bale piden sitio para inyectar esa rapidez que requiere el fútbol blanco. Se encuentran físicamente muy bien, especialmente el mallorquín, ávido de minutos. A ellos se añade Isco, cuya suplencia en el clásico ha sido un motivo para picarse y dar otro paso adelante. El malagueño constata que es otra vez la moneda de cambio. En Balaídos veremos novedades en la alineación.

El lema en el interior del vestuario, tras la reflexión del 0-3, fue directo: «Somos el Real Madrid y saldremos adelante, hemos perdido un partido, no la guerra». Ramos llevó la batuta.