13
Mié, Dic

Diputados del PRD: Añorve promueve ataques contra Evodio Velázquez

Eleccciones 2018
Typography

Esto, en el caso de presunta malversación en CAPAMA

Chilpancingo, Gro., octubre 03 del 2017 (IRZA).- Diputados del PRD pidieron “prudencia” a sus homólogos del PRI, MC y PVME, quienes este martes ventilaron 19 presuntos actos de malversación de fondos financieros de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) del ejercicio fiscal 2016, con base al resultado de una auditoría que ejecutó la Auditoría General del Estado (AGE).

En conferencia de prensa los legisladores perredistas llamaron “irresponsables” a los diputados que “de manera unilateral” ventilaron las presuntas anomalías financieras e insistieron en que el procedimiento legal de la auditoria no ha concluido, cuyos titulares del organismo tienen 45 días naturales para solventar las observaciones.

Coincidieron en que la información dada a conocer por los diputados Samuel Reséndiz Peñaloza (PRI), Ricardo Mejía Berdeja (MC) y Mauricio Legarreta Martínez (PVEM) es dolosa y cargada de “sesgo político” en contra del alcalde de Acapulco, el perredista Evodio Velázquez Aguirre.

Se violó el procedimiento legislativo

La diputada Silvia Romero Suárez, vocal de la Comisión de Vigilancia y Evaluación de la AGE, confirmó que no fue convocada a sesión por el diputado Samuel Reséndiz, presidente de la misma, para conocer oficialmente el informe y que tampoco fue consultada para darlo a conocer a los medios de comunicación. Dijo que los diputados actuaron de manera unilateral.

También dijo que fue un acto irresponsable haber ventilado la información porque la AGE tiene 15 días para notificar las observaciones a la CAPAMA, mientras que los directivos tendrán 45 días naturales para subsanarlas, en síntesis, dijo, el trámite legislativo sobre el asunto debería concluir en 2 meses aproximadamente.

La diputada Erika Alcaraz Sosa, coordinadora de la bancada del PRD, dijo que los diputados del PRI, MC y PVME violaron el procedimiento legislativo porque ventilaron información oficial de una auditoría que no ha concluido, y lamentó que esa acción “irresponsable” no tenga consecuencias legales; “no va a pasar nada, si hay un diputado (Saúl Beltrán Orozco, del PRI) que se le acusó de crímenes mayores y no pasó nada…”.

Alertó que se trata de un “ataque personal reiterado” de parte de Reséndiz Peñaloza y de Mejía Berdeja en contra del alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez, debido a sus “ideologías partidistas”.

Dijo que el resultado de la auditoría que entregó el órgano de fiscalización el sábado 30 de septiembre al Congreso debió notificarse a la Mesa Directiva y luego remitirse a la Comisión de Vigilancia y Evaluación de la AGE para su análisis interno porque “todos los dictámenes deben caer en una comisión completa”.

Exigió respeto para el Congreso y para el proceso legislativo y desconoció las presuntas irregularidades detectadas en CAPAMA porque, afirmó, ni los directivos de la paramunicipal han sido notificados oficialmente.

Sesgo político en contra de Evodio Velázquez

Los diputados Ernesto González Pérez y Ociel Hugar García Trujillo coincidieron en que la información sobre las presuntas anomalías en CAPAMA es un “sesgo político” en contra del alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre.

García Trijillo señaló directamente al ex alcalde priista de ese municipio, Manuel Añorve Baños y a sus “compinches” de estar detrás de los ataques políticos en contra de Velázquez para “generar confusión o generar nota de desprestigio”.

Ernesto González exigió “responsabilidad y seriedad” a los diputados que “de manera individual, protagónica e irresponsable” hicieron pública la información “con tintes políticos”.

Exigió al diputado “migrante” Ricardo Mejía, de MC, quien es originario de Torreón, Coahuila y migró a Guerrero hace 5 años, que “se defina” y aclare si es parte del Frente Amplio Democrático, integrado por el PRD, MC y PAN, o si es “un infiltrado del PRI aquí en el Frente: lo emplazo a que resuelva eso”.

García Trujillo agregó que hay una evidente “guerra sucia” en contra del alcalde acapulqueño, aunque de parte del PRI lo entiende, dijo, porque son adversarios políticos, lo que no asimila, agregó, es la postura de Ricardo Mejía, quien se supone es aliado y miembro del FAD. (www.agenciairza.com)