16
Sáb, Dic

Zeferino Torreblanca acusa al presidente municipal de Acapulco de enriquecerse, volverse loco y dejar la administración en ruina

Eleccciones 2018
Typography

“Quién llegue al gobierno, no podrá resolver la crisis económica, por la nómina y  deuda”, advierte

Acapulco Gro., 04 de noviembre del 2017.- Tras señalar que no son “tiempos políticos”, el ex gobernador de Guerrero, Carlos Zeferino Torreblanca Galindo, asomó la cabeza para decir que está preocupado por lo que está pasando en Acapulco y advirtió que quien llegue a la presidencia de Acapulco encontrará una administración y finanzas colapsadas.

Sin pelos en la lengua, Torreblanca Galindo, afirmó que “gran parte de la gente vive de la nómina del gobierno municipal y del estado”, y aunque reconoció que la deuda que tiene el gobierno de Acapulco viene también de administraciones anteriores, consideró que no hay forma de cómo se pueda recuperar en lo económico la próxima administración municipal.

“Lo digo con profundo respeto y preocupación”, Acapulco, está en absoluto abandono. Es alarmante el deterioro permanente en la parte económica el municipio y que está muy lejos la recuperación económica y que, como destino, se vive del turismo de fin de semana y de poco poder adquisitivo acusó.

Sin decir que nació en pañales de seda, refirió que su familia es privilegiada al tener negocios que le dejan buenos dividendos, que les permite, -dijo- tener un nivel de vida como no lo tienen muchas familias en este puerto.

Luego de su análisis financiero de la administración municipal, recordó a la base trabajadora del ayuntamiento y los nuevo que ingresaron, así como de las llamadas cuotas del ISSSPEG que adeuda el gobierno y que parecen impagables.

Ya encarrerado, Zeferino Torreblanca, se le fue a la yugular a Evodio Velázquez Aguirre, alcalde de este municipio, al decirle que es: un joven irresponsable, que se está enriqueciendo y además se volvió loco.

Sin ningún miramiento, siguió diciendo que Velázquez Aguirre, es un “simulador por naturaleza y que abusa de la retórica y verborrea”.  Luego dejó por un momento al presidente perredista, para dirigirse a los hombres y mujeres que fungen como regidores en ese ayuntamiento de quien-dijo- son los que “deciden a qué empresas le dan obra y a quién no”.

Con la espada desenvainada, Torreblanca Galindo, asestó otro golpe a la administración municipal, al decir que “hay muchas corruptelas en las diferentes áreas de la administración y mencionó a la secretaría de finanzas entre ellas.

Entre sus logros, cuando fue alcalde de Acapulco, fue dejar al menos 30 plantas tratadoras de aguas negras funcionando de las cuales-dijo- solamente está funcionado 18 porque no se le dio continuidad.

Recordó los cien millones de pesos, que gestionó para el pago de una deuda histórica con la Comisión Federal de Electricidad que tenía la CAPAMA.  Sobre esto, afirmó que el alcalde de este municipio solo da evasivas y que de plano “no tiene capacidad para gobernar”. Luego sostuvo que no se va a quedar callado y que antes que se vaya, va pedir una auditoria por el uso de los recursos, porque “sabe que Evodio se va blindar”.