16
Sáb, Dic

Siguen los ataques a mi gobierno, buscan desestabilizarme, pero no lo van a conseguir: Evodio

Eleccciones 2018
Typography

Zeferino busca reflectores y no me voy a prestar al juego; si hablamos de la violencia esta viene desde que él fue gobernador le recordó el alcalde

Acapulco Gro., 05 de diciembre del 2017.- El presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, afirmó que las denuncias que hizo la regidora Gloria Sierra López, del saqueo en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco(CAPAMA) y de que su hermano está haciendo negocio con el ayuntamiento no es más que otro ataque sistemático contra su gobierno con evidente tinte político.

Se -dijo- sorprendido que, a dos años, la regidora que forma parte del consejo de administración de esa paramunicipal haga ese tipo de señalamientos irresponsables. El asunto de Javier Chona como director de CAPAMA, viene como un acuerdo y fue de la anterior administración.

Sobre el caso de su hermano, en la prestación de servicios al ayuntamiento, comentó que es legítimo en su ejercicio profesional de sus empresas y fue en la anterior administración las facturas que presentan como evidencias en lo que ellos llaman conflicto de intereses.

“Tal parece que no tienen otro gobierno a quién pegarle”, asentó el edil. Luego sostuvo que lo que busca la regidora con Zeferino Torreblanca Galindo, son “reflectores para empezar la contienda ante el proceso electoral que se avecina”.

Velázquez Aguirre, férreo en sus declaraciones, manifestó su interés de no hacerles el caldo gordo, de no prestarse al juego. Que no hay opacidad y que las cuentas públicas ahí están y fueron entregadas a la Auditoria General del Estado y de la Federación, que no tiene nada que esconder y está en el escrutinio de todos.

Al referirse al asunto de la seguridad en Acapulco del cual el ex gobernador lo culpa, le recordó que “hay que ver hacia atrás y mirarse la cola”, tras señalar que si se trata de ver el origen de la violencia esta vienen desde que él propio Zeferino fue el jefe del ejecutivo estatal que no se le olvide asentó.

“Soy un hombre bendecido y de equilibrio, que vive y está con la gente que seguirá trabajando”, a pesar del golpeteo sistemático en la consigna de “péguenle a Evodio”. Luego expresó: arrieros somos y en el camino andamos.