21
Jue, Jun

El candidato a diputado por MORENA que nació en CDMX pero que fue registrado en Michoacán, asegura que vive en Atoyac

Eleccciones 2018
Typography

Vecinos del lugar sostiene que nunca lo han visto. El que no es de aquí ni de allá…

Atoyac de Álvarez, 15 de febrero del 2018.- El periodistas Esteban Barrientos, en el Facebook, subió la siguiente información haciendo la uan denuncia: "Con las pruebas de lo que parecía ser el engaño y el querer pretender por parte de un Chilango-Michoacano, el que los costeños somos una sarta de idiotas, les escribo estas líneas".

El documento enviado a mi bandeja de correo por un alma valiente, destierra las dudas y muestra que el señor Arturo Martínez Núñez, es el clásico gandaya.

Le explico, según documentos que tengo en mi poder, se reconoce que el zutano de marras, nació en la CDMX, propiamente en Xochimilco, pero que es registrado en el poblado de Tuxpan en el estado de Michoacán.

Pero en el INE refiere que es avecindado de la colonia Mariscal, en la Calle Insurgentes numero 33 en Atoyac de Álvarez, Guerrero.

Lo patético es que los vecinos jamás han visto que el señor Martínez ande por la calle ni se acerque a la Cancha ni nada, no lo conocen y es mas ni de patuto lo han visto, pues

Para entonces, nos preguntamos ¿Cuál es el propósito de la farsa?

Cual es el entendido de que si su tío ya le puso la alfombra en MORENA para que solo el y nadie mas que el sea el candidato a diputado?

Que menester tienen los que si han trabajado por el pueblo?

Que tipo de democracia existe en MORENA?

AMLO estará de acuerdo en este tipo de circo y engaño?

La credencial del INE presentada parece mas falsa que sus aspiraciones de ayudar a los costeños desde el congreso, como lo es el propósito de preparar un montaje de un domicilio en donde no asiste ni por casualidad.

Y lo mas grave, es que se presten personajes políticos al despropósito de un bandido, prestándose a que sea del domicilio en cuestión, que sorprenda al secretario general del ayuntamiento con documentos y de buena fe le extienda una constancia de radicación.

Y si lo anterior fuera poco, ¿donde quedamos los costeños? ¿Solo aceptaremos que este señor venga a engañarnos y llevarse nuestros recursos para la CDMX o Michoacán?

Que pena, que se tenga en un concepto tan pobre a los costeños, a los de Atoyac que piensen que por ser el hijo de una señora que gobernó ya con eso nos doran la píldora

Que pena que con el apellido piense este señor que puede venir a burlarse de todos

Que lastima que los Chilangos sigan pensando que todavía andamos con taparrabos y con palmaditas en la espalda nos compran la esperanza, que piensen que el hambre nos obliga a vendernos por una promesa y un discurso plagado de estupideces.

Y todavía peor, es que algunos de mis paisanos estén aplaudiendo estas miserias, que se alegren de la llegada de este Hernán Cortes que solo viene con la Malinche que le presto el domicilio para el engaño, a robarnos y a saquear nuestra patria cafetalera. 

Digo, pues 

Posdata; dejo las pruebas de mi dicho...