21
Sáb, Jul

Epicentro / Catástrofe electoral del PRD-PAN y MC

Eleccciones 2018
Typography

Por: Claudio Vargas/   La derecha y la izquierda juntas con un partido sin ideología se encaminaron al desastre político 

Acapulco Gro., 07 de julio del 2018 (Noticias Acapulco al Desnudo.com) Sin más con los resultados del proceso electoral 2018 y con el conteo de votos se pudo constatar el desastre político que azotó al Partido de la Revolución Democrática (PRD) de Acción Nacional (PAN) y de Movimiento Ciudadano (MC) en la catástrofe electoral jamás imaginada para esos institutos políticos. Les fue como en feria dijeran en los pueblos, pues la inercia imparable de Andrés Manuel López Obrador en Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) literalmente los aplastó. Y no es para menos, la ciudadanía entendió el juego de la política y los llamados “acuerdos políticos de los partidos”, en el que es más importante los intereses de las cúpulas y de quienes controlan al partido que los beneficios del colectivo. Amén de que la ideología de la “izquierda y derecha”, fueron disueltas por la hambruna o ambición desmedida de quienes se amacizaron formando un frente opositor contra la figura de AMLO que no le hicieron ni cosquillas.  El PRD con su pensamiento de izquierda, pero que apoyo el llamado pacto por México junto a las llamadas reformas estructurales, pensó que la gente olvidaría el espaldarazo que dieron al pueblo de México y en consecuencia seguirían votando por ellos. Sin embargo, la gente tiene memoria y a la hora de emitir su voto, ejecutó la sentencia contra ese partido que se ha prostituido y que ha caído en manos de haraganes que en su vida pelearon contra el gobierno ni mucho menos bloquearon una calle o tomaron un ayuntamiento, menos una marcha de protesta.  El PAN por su parte, con su voto corporativo y en manos de una tres o cuatro familias que son los que se han apoderado de ese partido de derecha al menos en Acapulco es un “mal necesario”, pues ni crece ni ha convencido a la gente como opción de cambio. Movimiento Ciudadano, en manos del multi millonario empresario gasolinero y bienes y raíces, Luis Walto Aburto, blindado en lo absoluto, es quien ha manejado los destinos no de un partido político sino más bien de una membresía en la que el dueño del pastel es él y reparte rebanadas a como le interese a su grupo más que pensar en el bienestar social de la gente en esta entidad suriana. Walton Aburto, que algún día fue llamado líder de las izquierdas y se jactaba de ser amigo de AMLO en el pasado proceso electoral le dio la espalda al PRD y MORENA para irse de aliado con el PRI y tras el triunfo logró suficientes espacios de poder en la estructura del gobierno para sostener su registro y al mismo tiempo su ya escasa estructura electoral que tiene. El hombre de los negocios y de los dineros, esta vez se percató que el PRI-VERDE no tenía mayor futuro y ante eso, reculó para darse la mano con un PRD en decadencia que tuvo que llamar a un candidato externo para la alcaldía, ya que, en el interior de ese instituto político, los jefes de tribus, se hacía pedazos por las candidaturas tanto a diputaciones locales como federales.  Al final Walton Aburto concreto la coalición con la derecha-izquierda y aunque intentó imponer a su candidato Ricardo Mejía Berdeja a la presidencia municipal de Acapulco, no pudo lograrlo y como premio de consolación le dieron una candidatura para diputado.  Los amarres y acuerdos políticos resultaron en un verdadero desastre, pues no hubo nada para nadie, pues MORENO los planchó a todos por igual. Entonces ahora se quedaron sin entender del porqué de la tragedia, nada de lo recursos invertidos les funcionó y lejos de eso, las cifras de votos son de vergüenza. La inercia de AMLO los llevará a pensar seriamente sobre el rumbo que habrá de tomar cada uno de los tres partidos pues no solamente perdieron millones de pesos en la campaña, sino que además también perdieron la confianza de la gente, pues entendieron que más que buscar el bienestar social de la gente, buscaban el interés económico de sus partidos y de quienes los dirigen.