15
Sáb, Dic

Trump autoriza disparar a matar para proteger la frontera ante la llegada de inmigrantes

Eleccciones 2018
Typography

En un memorándum, da su visto bueno al uso de la «fuerza letal» para proteger a los agentes

Acapulco Gro., 22 de noviembre del 2018 (ABC) El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha dado permiso a los soldados desplegados en la frontera con Méxicoa que disparen, si es necesario a matar, en caso de que los agentes de inmigración se vean atacados por extranjeros que tratan de entrar en el país de forma ilegal. En una directiva enviada al Pentágono, la Casa Blanca autoriza «el uso de la fuerza, incluida la fuerza letal cuando esta sea necesaria» para «control de multitudes, detención temporal y registros rutinarios».

En este momento hay en la frontera sur de EE.UU. 8.000 soldadosdel Ejército y la Guardia Nacional. Trump ordenó recientemente un refuerzo por el avance de caravanas compuestas por miles de emigrantes centroamericanos que se disponen a solicitar asilo al llegar a suelo norteamericano.

La directiva o memorando, una orden presidencial que puede mantenerse en secreto, no va firmada por el propio presidente sino por su jefe de gabinete, John Kelly. En ella, se autoriza al «personal militar del departamento de Defensa» a que «tome las acciones de protección militar que el secretario de Defensa considere necesarias».

Ya en la campaña electoral de las elecciones parciales del 6 de noviembre Trump prometió que permitiría a los soldados disparar si se veían atacados por los miembros de las caravanas, unos convoyes a los que se refirió como «una invasión».

Limitaciones legales

Esta orden supone una novedad porque, aunque el ejército tiene la potestad de defenderse de ataques, existen limitaciones sobre acciones de defensa de civiles, como son los agentes de fronteras. De hecho, emplearla ejército para funciones de gobierno civil es una violación de una ley de 1878.

Sí que permite esa ley, titulada Pose Comitatus, que el presidente «emplee la fuerza militar para ahogar insurrecciones o garantizar que se respete la autoridad federal», es decir, en casos de invasión, rebelión o golpe de Estado.

Según ha dicho a ABC un portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley, en un correo electrónico: «Los valientes hombres y mujeres en el Servicio de Protección de Aduanas y Fronteras se colocan voluntariamente en situaciones extremadamente peligrosas todos los días para proteger a los estadounidenses y sus familias. La autorización del presidente garantiza que el Departamento de Defensa pueda intervenir para proteger a quienes nos protegen».