11
Mar, Dic

Obligan comerciantes a delegado de la PGR a liberar a 6 detenidos

Estados
Typography

La medida, a cambio de dejar libertad de agentes de la PGR y policías municipales tras operativo en negocios de Chilpancingo

Chilpancingo, Gro., septiembre 28 del 2017(IRZA).- Comerciantes enardecidos por la detención de seis de sus compañeros vendedores, retuvieron por dos horas a tres elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), quienes de manera conjunta con la Policía Municipal, realizaron un operativo en establecimientos del centro de la capital para requisar ropa pirata de la marca internacional Tommy Hilfiger, quienes por intervención del delegado en Guerrero, Juan José Monroy, fueron intercambiados y dejados en libertad.

Según el delegado de la Procuraduría General de República, Juan José Monroy, el operativo se realizó con base a un mandato judicial realizado por una querella interpuesta  por la marca  Tommy Hilfiger, la que presumiblemente se vende de manera pirata en establecimientos de Chilpancingo.

Los negocios requisados en este operativo se ubican en las calles de Colón, 16 de Septiembre, la avenida Juárez y el andador Zapata, en pleno centro de esta capital, de los que los policías municipales y elementos de la PGR, se llevaron detenidas a seis personas, cinco mujeres y un hombre, además de ropa que expenden en sus negocios.

Pasadas las 14:00 horas de este jueves, en la esquina de la calle Madero y el andador Zapata, más 200 comerciantes cerraron el paso a una patrulla de la Policía Municipal con elementos a bordo, marcada con el número R-0153, además de una camioneta sin logotipos marca Ford 150, sin logotipos y sin la placa delantera, con tres agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), entre ellos un representante del área Jurídica de esa dependencia federal, a los que cercaron e impidieron que se retiraran del lugar por un lapso de dos horas, condicionando su paso a cambio de la libertad de los seis comerciantes detenidos en el operativo que realizaron.

Los comerciantes dijeron que la ropa que venden la adquieren en el mercado de Chiconcuac, en el Estado de México, donde incluso les entregan “notas de remisión” por la mercancía, la que aseguraron no está etiquetada con la marca que demandó, “por lo que no es ni China ni clonada”.

Durante el tiempo del cerco que impedía el paso a las camionetas policiacas, el representante del área Jurídica de la PGR tomó fotografías con celular a los rostros de los comerciantes y los amenazó con regresar para fincarles responsabilidades por su retención.

Los comerciantes sacudían la camioneta de los elementos de la PGR y les poncharon las llantas, mientras algunos otros gritaban: “¡quémenlos a los hijos de su puta madre!”.

El propietario de una tienda de regalos narró que los elementos de ese operativo ingresaron a su negocio para retirar los artículos de venta que tiene en exhibición, y aunque les mostró las facturas que amparan esos productos, los elementos le dijeron que romperían los vidrios de las vitrinas, se llevarían todo y a él detenido.

Razón por la que comenzó a gritar y a pedir ayuda, misma que le brindaron provocando que se retiraran del lugar ubicado frente al Casi del Estudiante. 

“¡Son unos ladrones!, lo que la gente quiere es que nos vengan a resguardar, no que nos vengan a robar lo poco que tenemos”, dijo sumamente molesto.

Para las 15:15 horas, llegó al lugar el delegado de la PGR en Guerrero, Juan José Monroy, quien negoció con los comerciantes que dejaran ir a los elementos retenidos y a cambio, regresaría hasta ese lugar a las cinco mujeres y al hombre detenidos en el operativo.

Pasaron tres encuentros entre el delegado de la PGR y comerciantes, hasta que se dio el intercambio.

Alrededor de las 16:20 de la tarde, en camionetas Euro Van de la PGR, llevaron a las cinco mujeres y al hombre detenidos, los bajaron en la avenida Juárez casi esquina con Madero y los entregaron a sus compañeros comerciantes.

El delegado de la PGR, después de la entrega de los detenidos, caminó y en la calle Madero, donde estaban retenidos los policías, propuso a los comerciantes una reunión para este viernes y que conozcan cuáles son los lineamientos legales para la venta de sus productos y no incurran en delitos.

Ahí, un joven, que dijo que además de ser vendedor, también es “funcionario de la Secretaría General de Gobierno”, acusó al responsable de los operativos de la PGR de robarle su dinero y mercancía en un operativo similar anterior en la plazuela de Unidos por Guerrero, mismo que se encontraba en el lugar y fue identificado con el nombre de Arturo Martínez.

El delegado de la PGR invitó al joven a presentar su denuncia y se comprometió a actuar en consecuencia.

Otro comerciante denunció ante el delegado de la PGR, que el representante Jurídico que estaba retenido, les había tomado fotografías y que temían que hubiera represalias en su contra, pero Juan José Monroy les aseguró que no habría ninguna acción de esa naturaleza.

Tanto la camioneta de la Policía Municipal como la unidad con elementos de la PGR, fueron dejadas pasar y el delegado se retiró. (www.agenciairza.com)​