14
Mié, Nov

Masivas protestas en Irán tras romper Trump el pacto nuclear: «Muerte a Estados Unidos y a Israel»

Estados
Typography

Los manifestantes, que portaban carteles en los que se leía «el perro amarillo es el hermano del chacal», han mostrado también su desconfianza en Europa

Acapulco Gro., 12  de mayo del 2018(ABC).- Decenas de miles de iraníes marcharon hoy por las principales ciudades del país al grito de «muerte a Estados Unidos y muerte a Israel», en protesta por la retirada de Washington del acuerdo nuclear y la imposición de sanciones. En la capital, en torno a la Universidad de Teherán, los manifestantes han expresado su odio al presidente estadounidense, Donald Trump, y a sus políticas, pisoteando y quemando en la calle banderas de EE.UU. Los lemas también han ido dirigidos al mandatario iraní, Hasan Rohaní, al que exigieron abandonar el pacto nuclear: «Palabra hay solo una, incendia el JCPOA (siglas en inglés del acuerdo)», ha coreado la multitud.

Antes del rezo del viernes, tras el que se han desarrollado las marchas, el importante ayatolá iraní Ahmad Jatamí ha advertido en su sermón en Teherán a las autoridades del país de que los europeos, al igual que los estadounidenses, no son de fiar. Jatamí ha criticado la decisión de Rohaní de negociar con los demás firmantes occidentales del pacto —Reino Unido, Francia y Alemania— y ha pedido «aprender la lección». «La Unión Europea falla en sus compromisos al igual que EEUU (...) habían prometido venir e invertir (en Irán), y no lo hicieron», ha denunciado el clérigo.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, va a mantener primero consultas con Rusia y China, los otros firmantes del JCPOA, y el próximo martes se reunirá en Bruselas con sus homólogos de Francia, Reino Unido y Alemania para intentar salvar el pacto.

Los manifestantes, que portaban carteles en los que se leía «el perro amarillo es el hermano del chacal», han mostrado también su desconfianza en Europa y, varios preguntados por Efe, abogaron por la salida de Irán del acuerdo. Malekí, un funcionario de 50 años, dijo a Efe que «EE.UU. ha sido, es y será el enemigo del pueblo iraní y no se le puede considerar un país que quiera el bien para Irán». «Es un enemigo del que no se espera ninguna otra medida más que enemistad y maldad», ha subrayado. También ha expresado su rechaza Moytaba Bajtiarí, el secretario político de la oficina «Tahkim Vahdat» (fortalecimiento de la unidad), de la que eran miembros los estudiantes que después de la Revolución Islámica de 1979 asaltaron la embajada de EEUU en Teherán. «Queremos que el señor Rohaní sepa que del mismo modo que EEUU violó el JCPOA, los europeos también han demostrado que no son fiables. Nosotros creemos que la permanencia de ellos en el acuerdo es como una trampa», ha dicho Bajtiarí.

El JCPOA, firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 —EE.UU., Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania—, limita el programa atómico de Teherán a cambio del alivio de las sanciones internacionales. Tras la retirada el martes de EE.UU. del histórico pacto, Rohaní compareció en la televisión e informó de que por el momento Teherán continúa en el JCPOA, aunque puso como condición que los intereses que obtiene Irán del mismo queden garantizados por los otros firmantes. En caso contrario, si Irán no logra conseguir sus «objetivos» ni los «beneficios» del pacto, el presidente adelantó que tomarán «decisiones», entre las que figura reanudar el programa nuclear. Un día más tarde, el líder supremo iraní, Ali Jameneí, quien tiene voz en todas las políticas de Irán y cuya luz verde fue imprescindible para la firma del acuerdo nuclear en 2015, se mostró desconfiado con las acciones futuras de Europa.