19
Lun, Nov

De Estados Unidos, 70% de las armas ilegales confiscadas en México: estudio

Estados
Typography

Representan una gran amenaza, señaló organización civil

 

Acapulco Gro., 23 de agosto de 2018 (La Jornada) Para México y otros países de América Latina y el Caribe, las armas desviadas que originalmente se compraron legalmente en Estados Unidos representan una gran amenaza, advirtió el Monitor del Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) en su informe 2018.

De acuerdo con la información recabada por un equipo de esta iniciativa de la organización civil internacional Armas bajo Control, se constató que 70 por ciento del armamento ilegal confiscado entre 2009 y 2014 por las autoridades nacionales (un total de 73 mil 684 artefactos de fuego) provenía de Estados Unidos.

El documento, presentado esta semana en Tokio, Japón, con motivo de la cuarta conferencia de los estados partes del TCA, explica que el desvío de armas y municiones puede realizarse mediante compras fraudulentas o comercio hormiga.

Los ejemplos más habituales de estos dos tipos de comercio se refieren a armas compradas por particulares en Estados Unidos y traficadas en pequeñas cantidades para cárteles y pandillas mexicanos, centroamericanos y brasileños, entre otros.

De Estados Unidos a México, agrega el organismo internacional, los utensilios de fuego son comprados lícitamente por particulares en establecimientos de minoristas con licencia federal, tiendas de empeño o ferias.

Se calcula que unas 253 mil armas de fuego adquiridas mediante ventas fraudulentas cruzaron la frontera de Estados Unidos y México cada año entre 2010 y 2012.

El documento expone que en el tráfico de armas hay gran variedad de actores implicados, desde agentes de seguridad y aduana corruptos hasta intermediarios y grupos de la delincuencia organizada.

También se identificó que cantidades considerables de armas pequeñas y municiones se desvían de los arsenales controlados por el Estado en muchos países latinoamericanos y caribeños y pasan a manos de grupos delictivos.

“De hecho, las armas y municiones de tipo militar y policial son objeto de hurto de forma sistemática de los arsenales oficiales en México, América Central, Brasil, Colombia y Venezuela, incluidas las del ejército y los organismos encargados de hacer cumplir la ley”, se lee en el documento.

“Todo esto significa que los estados partes necesitan un amplio conjunto de respuestas para prevenir y mitigar de modo eficaz la posibilidad de desvío”, recomendó la iniciativa global.

El documento del Monitor del TCA incluye el seguimiento de reportes presentados por las naciones que han ratificado el mecanismo. México notificó importaciones de 12 países en 2016. Detalló que compró del exterior 41 mil 894 armas pequeñas y ligeras; de éstas, 62 por ciento fue revólveres y pistolas automáticas. Los principales exportadores de armas pequeñas y ligeras a México en 2016 fueron Austria (34 por ciento), Italia (17 por ciento) e Israel y Estados Unidos (16 por ciento cada uno).

En relación con las armas de envergadura, México informó de la importación de 36 vehículos blindados de combate, nueve helicópteros de ataque y seis aeronaves de combate, todos de Estados Unidos.