16
Dom, Dic

No hay violencia contra las mujeres en Donato G. Alarcón sino un conflicto personal responde director del hospital

Estados
Typography

“El pleito es por el reclamo de un premio de asistencia cuando la trabajadora faltó 20 días”, explica

Claudio Vargas/IRZA

Acapulco Gro., noviembre 13 del 2018 (IRZA) El personal de Recursos Humanos del  hospital general Donato G. Alarcón, localizado en Ciudad Renacimiento, informó a la Agencia de noticias IRZA, que la denuncia hecha por la trabajadora Myriam Pérez Narcia, por violencia contra las mujeres, no es más que un conflicto personal entre ella y el Jefe del departamento por el reclamo de un premio de asistencia que no se le puede otorgar porque faltó no diez sino 20 días al trabajo por la pérdida de un familiar.

Entrevistado por separado, el director de ese hospital, Domingo Juárez Ramírez, recibió al enviado de la agencia informativa IRZA para dar la versión de los hechos. Afirmó que “no existe ninguna violencia en contra de ninguna mujer”, por el contrario que se les atiende con apego a los derechos de cada trabajador. 

Al preguntarle sobre el caso de la denuncia hecha por la doctora Pérez Narcia, -dijo- que se trata de un asunto personal entre ella y el jefe de recursos humanos, pero que por la actitud “problemática”, de la trabajadora el asunto del reclamo acabó en empujones y gritos, que gracias a la intervención del personal, no pasó a mayores.

“Nosotros venimos a trabajar y no a generar problemas”, tajó el director, al señalar que un reclamo terminó en  un escándalo por la forma grosera y altanera con la que se conduce la trabajadora, pues insistió que no son las formas de hacer las cosas. 

Estamos abiertos al diálogo, el asunto es sencillo, ella quiere un premio que simplemente no se le puede otorgar debido a que faltó al menos 20 días de los diez que son permitidos por alguna causa mayor.

“Nosotros nos apegamos a los requisitos y todos los trabajadores los aben”, afirmó el director. Negó que exista nepotismo en el hospital ya que su esposa desde hace más de 20 años de servicio trabaja para el sector salud y él no la metió a trabajar ahí porque ya estaba laborando.

Por otro lado, aclaró que junto Myriam hay un joven que trabajó en ese hospital en el área de enfermería y que al mismo tiempo se ostenta como periodista, de nombre Joel Hernández, que sin permiso alguno ha entrado al hospital a provocar al personal e incluso grabar con el celular para después subirlo a las redes.

Hoy, ese muchacho ya no labora para este hospital y no tiene porque provocar conflictos con la doctora, si ella tiene un asunto laboral, pues que lo arregle en el área que corresponda y que cumpla con los requisitos que se le pide a todo trabajador concluyó. (www.agenciairza.com)