22
Vie, Mar

El testimonio de dos valientes mujeres que cubrieron un conflicto comunitario en la Costa Grande de Guerrero

Estados
Typography

Acapulco Gro., diciembre 10 del 2018 (IRZA) En el portal de noticias www.acapulcoaldesnudo.com, publicaron la historia de dos mujeres que perdiendo el miedo, cubrieron un conflicto por la violencia en la región de la Costa Grande de Guerrero, con la llegada de la policía comunitaria a Petatlán.

 

Se trata de Brenda Escobar y Ercilia Gato, como se pone en el Facebook, a pesar de los riesgos que representa estar en la zona de conflicto, se arriesgaron a entrar y  cubrir todo lo relacionado con la llegada de la policía comunitaria a la zona.

No era un cobertura de aventura, para sentir la adrenalina como ha pasado en otros casos. Fue una situación en la que podrían ser víctimas de desaparición de los propios civiles armados en una zona muy pero muy peligrosa.

Aunque Hercilia es como la que cuenta el suceso y por momento, sostiene que besó a la muerte de cerca, en realidad iban dos reporteras de a pie.  Con Brenada Escobar, una muchacha a la que todos conocen que es entrona en eso de cubrir asuntos de alto peligro, al menos ese día, pudieron sortear el día y salir ilesas, solo con la sombra de lo que pudo haberlas dejado en el olvido.

A continuación textual publicaremos lo escrito por una de las dos mujeres reporteras en coberturas a de alto riesgo que saben a lo que se atienen y sin embargo como luego se dice no se rajan.

Este día que aún no acaba constaté en la cobertura de riesgo que hicimos, que el riesgo sí existe. A pesar, que el 99.9 por ciento trato de hacerme la fuerte. También, que el terror se materializa más fuerte ahora en Costa Grande, que los polis municipales también, desaparecen gente acá, eso fueron testimonios de nuestra gente costeña- calentana. Y, que es triste ver cómo los reporteros men de Zihua y anexas "se abren" y le sacan al conflicto. Nuevamente Brenda Escobar cubrió lo más duro, como excelente periodista que es, y bueno, yo sólo la acompaño.

Tuvimos el riesgo de estar en medio de una balacera entre municipales y comunitarios, una camioneta nos siguió, y bueno, entre la paranoia y el trabajo, piensa uno cada historia terrorífica. La camioneta al final se desvió, como sea, fue un día muy tenso.

Pero, también constato que ando con la mejor compañera de trabajo, y que como buenas guerrerenses acapulqueñas costeñas, somos duras, y aguantamos, todo por informar.Aunque este día, me atrevo a decir que ya deseaba regresara casa, ver mis gatos, mi familia, y hablarle a mi pareja Iván Flores. Uno no sabe lo que tiene hasta que sientes cerquita la muerte. 

Brenda Escobar también estaba tensa, pero como buen gato y piscis que soy, le recordé que alguien nos espera en casa.

Y bueno, la cobertura de alto riesgo, cada vez es más alta en este país. Y más, en regiones como Guerrero. Esperemos no ser un número más en la lista de periodistas asesinadas. Toco madera.