16
Vie, Nov

El infierno que Evodio dejó en Acapulco

Gobierno
Typography

Una administración con deudas impagables, nómina abultada y  muertos por todos lados

Acapulco Gro., 12 de septiembre del 2018(Noticias Acapulco al Desnudo.com) El presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, deja un destino turístico convertido en un infierno, con una administración con deudas impagables, con nómina de más de 8 mil trabajadores y muertos por todos lados.
El edil se va en medio de escándalos por actos de corrupción en sus diferentes áreas de gobierno, que van, desde la basificación de amigos, compadres, amantes de funcionarios de primer nivel cuando hay decenas de trabajadores que llevan años esperando una base.
La esperanza que tenía la ciudadanía en un joven político quedó reducida en nada. Acapulco experimenta a decir de los empresarios, una crisis económica como nunca la han vivido. El cierre masivo de locales comerciales y empresas así como la salida del municipio de inversionistas, deja ve que Acapulco como destino se colapsa.
En redes sociales se difunde las mansiones en zonas exclusivas que compró  y que está por encima de sus ingresos. Amén de los préstamos que ha realizado en ese ayuntamiento que tiene una nómina de más de 8 mil trabajadores.
Y es que entre los nuevos contratados durante la administración de Velàzquez Aguirre, figuran sin duda familiares del alcalde y su esposa de apellido Martínez Ríos. Además de contratos de servicios a familiares en los que algunos conocedores del derecho, llaman “conflicto de intereses”,
En lo referente a la seguridad, muchos ciudadanos aseguran que “Acapulco está a merced de la delincuencia”,  la policía preventiva dicen, no realiza labores de prevención del delito y lejos de eso, pareciera que da manga ancha para que los delincuentes operen sin mayor problema en este destino de playa.
La ola de violencia que azota el puerto deja claro que Acapulco tiene a un presidente municipal precoz, sin capacidad de resolver los problemas y que más que eso, ha de convertido al destino en un verdadero infierno.
No hay palabras para describir el dolor de cientos de familias que todos los días lloran a sus muertos.  Balaceras a todas horas en distintos puntos de la ciudad y el cuerpo de regidores que deberían ser los fiscalizadores de ese gobierno, son cómplices de mala actuación amén de que esos ediles son como plantas de ornato, porque cobran buenos salarios a cambio de no hacer nada, aseguran habitantes del municipio.
Acapulco es in infierno, derramamiento de sangres por doquier. Con una incertidumbre y miedo de quienes todos los días salen a buscar el pan de cada día, sin caber siquiera si  van a regresar a sus casas con tanto homicidios en calles y avenidas del puerto.
Se va el presidente municipal y deja un caos en todo los sentidos, en lo económico, en lo administrativo y en servicios. Acapulco sepultado no solamente por la violencia, sino también por toneladas de basura ante un deficiente sistema de recolección de desechos
Evodio Velázquez Aguirre, será recordado como uno de los peores presidentes de Acapulco y cerró la puerta a las nueva generación de políticos que deseen alcanzar ese cargo.  Con una cualidad que todos recuerdan a saber la mentira, el edil se va expresando que todo está bien, que Acapulco es Disneylandia, cuando es por mucho, un verdadero infierno.