23
Lun, Abr

Los alumnos de institutos sufren un tiroteo cada dos días en Estados Unidos

Mundo
Typography

En sólo tres semanas, centros del país han sufrido once ataques. En muchos de ellos, los pistoleros han sido los propios alumnos y las víctimas, sus compañeros

Acapulco Gro., 25 de enero del 2018(ABC).-Cualquier estadística relacionada con las armas de fuego y los tiroteos en Estados Unidos supone un sobresalto. Pero el primer mes de 2018 ha disparado la alarma en el mundo educativo. En sólo tres semanas, institutos del país han sufrido la friolera de once ataques, con el inquietante añadido de que en muchos de ellos, los pistoleros han sido los propios alumnos, y las víctimas, sus compañeros.

En algún caso, se trató de un suicidio. El último suceso, en el que dos estudiantes quinceañeros murieron y diecinueve personas de la comunidad formativa resultaron heridos, en una escuela superior de Kentucky, tuvo como protagonista a un adolescente de 16 años. A la niña, la disparó por la espalda; el niño, en plena cara. Su detención y salida del centro con esposas, custodiado por la policía, constituye una imagen ya demasiado frecuente en un país desbordado por la cotidiana violencia con armas de fuego.

Como Benton, la tranquila y pequeña localidad del Medio Oeste americano, otras poblaciones se han visto sobresaltadas los últimos años, que han vivido un notable incremento de los tiroteos en institutos. No hay que retroceder mucho en el tiempo. El día anterior al suceso de Kentucky, una estudiante de 15 años tuvo que ser ingresada de urgencia al recibir un disparo de un compañero de 16, que abrió fuego en plena cafetería del centro.

Un problema histórico

El problema viene de largo. Un estudio elaborado por el diario The Washington Post ha registrado casi trescientos ataques en los cinco años previos dentro de los colegios o alrededor de ellos. Un balance que, sin dejar de arrojar un alto y preocupante ratio, confirma que el arranque de este año ha sido especialmente dramático.

Afortunadamente, no todos alcanzan el calificativo de tragedia masiva, como los tiroteos previos ocurridos en Columbine High School, Virginia Tech y la escuela básica de Sandy Hook. Todos en la memoria colectiva de los estadounidenses.

La agente del FBI Katherine Schweit, que elaboró un estudio de tiroteos entre los años 2000 y 2013, concluye que la cuarta parte se produce dentro o cerca de los institutos. Pese a ello, Schweit no cree que Estados Unidos tenga «un problema de fondo como sociedad».