18
Mar, Sep

Condenan a prisión a quince periodistas del diario opositor turco Cumhuriyet

Mundo
Typography

La Fiscalía los ha acusado de vínculos «terroristas» tanto con el grupo armado Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) como con la cofradía islamista del predicador Fethullah Gülen

Acapulco Gro., 28 de abril del 2018(ABC).-Los ha acusado de vínculos «terroristas» tanto con el grupo armado Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) como con la cofradía islamista del predicador Fethullah Gülen, considerada terrorista en Turquía por achacársele el fallido golpe de Estado de 2016.

Los acusados y sus abogados han defendido su inocencia y han denunciado que las acusaciones se basan únicamente en los artículos y entrevistas que publicaron en el diario.

El director de la publicación, Akin Atalay, el único de los acusados que permanecía en prisión preventiva, ha sido condenado a seis años y seis meses de cárcel por «ayudar a organizaciones terroristas». Sin embargo, el juez ha decretado libertad provisional para Atalay hasta la ejecución de la sentencia y lo ha absuelto del cargo de abuso de autoridad. El redactor jefe de la publicación, Murat Sabuncu, ha sido sentenciado a siete años de prisión, la misma pena que ha recaído sobre el prestigioso periodista de investigación Ahmet Sik. Solo tres de los dieciocho trabajadores del diario enjuiciados han sido absueltos de todos los cargos, mientras que sobre el resto pesan penas de entre tres y siete años de cárcel.

Por otro lado, el juez ha señalado que el caso contra el exredactor jefe Can Dündar, juzgado en ausencia al encontrarse exiliado en Alemania, y el periodista Ilhan Tanir, que también se encuentra fuera del país, sigue pendiente de sentencia hasta nueva vista.

Durante la sesión de este miércoles, los abogados de la defensa han hecho su último alegato y han señalado que hubo informaciones del caso que la acusación no quiso facilitar, pero que la obtuvieron meses después a través de publicaciones en la prensa afín al Gobierno. También han alegado que las acusaciones de la Fiscalía se usaron para silenciar a un periódico opositor al Ejecutivo islamista que dirige Turquía desde 2002.

La mayoría de los empleados del rotativo fue detenida en octubre de 2016 y enfrentaba penas de entre ocho y 43 años por supuestos vínculos terroristas. En la penúltima sesión, celebrada en marzo pasado, los jueces acordaron liberar al reportero Ahmet Sik y al redactor jefe del diario Murat Sabuncu, que llevaban ambos más de un año en prisión preventiva.

El caso contra los periodistas del Cumhuriyet se ha convertido en un símbolo de la represión contra la libertad de expresión en Turquía. El Cumhuriyet, fundado en 1924 y con una tirada de 40.000 ejemplares, no figura entre los diarios más leídos de Turquía, pero sí entre los más prestigiosos.

Numerosas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y de la libertad de expresión, se han personado en las puertas del juzgado desde el inicio del juicio para apoyar a los trabajadores del rotativo. Turquía se encuentra en el puesto 157 de un total de 180 países analizados en la calificación mundial sobre libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras y es el Estado con más informadores encarcelados.