19
Dom, Ago

López Obrador dobla ya a su rival en intención de voto en México

Mundo
Typography

La victoria en las presidenciales del líder de la izquierda parece incontestable

Acapulco Gro., 08 de junio del 2018(ABC)b.-Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sigue subiendo en las encuestas. El candidato del partido Morena, es el gran favorito para ganar las elecciones del próximo 1 de julio, fecha en la que los mexicanos elegirán presidente para el sexenio 2018-2024. Y, así lo evidencian las últimas encuestas que se han realizado. El diario «El Financiero» estima que AMLO, el candidato de izquierda, aglutina el 50% de la intención de voto de los mexicanos, muy por encima del 24% que registra Ricardo Anaya, por el partido PAN, o el 22% de José Antonio Meade, por el PRI.

Mientras tanto, el diario «Reforma» publicó también un sondeo en el que calcula que López Obrador, quien se presenta por tercera vez a las elecciones, goza de una ventaja del 52% de las preferencias electorales, una subida de 4 puntos comparado con los resultados de la última encuesta que realizó el periódico a finales de mayo. Según «Reforma», Anaya se llevaría el 26% de los votos y Meade un 19%, resultados muy bajos para los representantes de los partidos (PAN y PRI) que han gobernado interrumpidamente México desde hace más de 80 años.

A menos de un mes para que se celebren las elecciones, los sondeos dejan muy claro cuál es la preferencia de los mexicanos. AMLO, quien representa el voto de castigo contra las élites que han gobernado México, nunca había gozado de una ventaja tan amplia en las encuestas de las elecciones de 2006 y 2012. En 2006, Obrador tenía una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre el segundo, Felipe Calderón, quien finalmente ganó los comicios con un 0,58% más de los votos. Mientras que en los de 2012, Enrique Peña Nieto, actual presidente, estaba un 15,49% en los sondeos por encima de AMLO.

Limar asperezas

De confirmarse en las urnas los resultados que pronostican las encuestas, sería la primera vez que la izquierda mexicana llega a la presidencia de la república. El candidato López Obrador se reunió el martes con los principales empresarios del país para «limar asperezas» y acabar con los temores que ha provocado su campaña electoral.

Durante la reunión se abordaron temas como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá, la corrupción, el crecimiento económico y la creación de empleo. «Fue una reunión constructiva, de mucho respeto», manifestó López Obrador a salir de encuentro.

Sin embargo, el sector privado mexicano lo ha acusado de ser una amenaza para la estabilidad y el crecimiento del país ante la posibilidad de que este adopte políticas similares a las de Cuba y Venezuela. El presidente del Grupo BAL y tercer hombre más rico de México según la lista Forbes, Alberto Bailleres, fue el último de un grupo de magnates y directivos en pronunciarse en contra de las propuestas del favorito para la ocupar la Presidencia.

De corte populista, «El Peje», como también se apoda a Obrador, es un político carismático que venera la expropiación petrolera que realizó el presidente Lázaro Cárdenas a finales de los años 30, tras nacionalizar los activos de las empresas extranjeras establecidas en México. La referencia histórica es notable, dado que el Gobierno aprobó en 2014 una reforma para permitir la inversión de compañías extranjeras en el sector petrolero mexicano, algo que no había ocurrido desde aquella nacionalización de Cárdenas. Y AMLO promete revisar las decenas contratos que han sido firmados a raíz de este cambio legislativo.