23
Dom, Sep

Portugal roza el desastre; Los ilusos tenían el encuentro controlado, pasaron de ser primeros a estar casi eliminados en el último suspiro

Mundo
Typography

IRÁN-PORTUGAL...Todo sucedió en un minuto, ya en el añadido. Sesenta segundos que encogieron el corazón de Portugal. Primero con un penalti que supuso el empate en el marcador y justo después con un disparo de Mehdi que estuvo a punto de mandar a los lusos a casa. Un lanzamiento en el que también viajaba el destino de España, que hubiera sido segunda por detrás de Irán.

Portugal, que había controlado sin muchos apuros el partido hasta entonces, respiró aliviada por el fallo, aunque el triunfo desperdiciado en ese último tramo de partido le empareja con Uruguay en octavos y, lo que es peor, tendrá que caminar por la parte más complicada del cuadro.

Estaba avisada la seleccion lusa. Sabía que, como había hecho ante España, Irán se pertrecharía atrás a la espera de una oportunidad y que tocaría exhibir un ejercicio de paciencia para derribar el muro asiático. Su salida relajada, rota apenas por un disparo a bocajarro de Cristiano Ronaldo, dio alas por momentos a los iranís. Un gol clasificaba a los asiáticos, así que los lusos buscaron desequilibrar el duelo lo antes posible para no pasar apuros inesperados. Fue Quaresma el que lo consiguió, tras alojar el balón en la escuadra con un elegante toque de exterior desde fuera del área.

El gol espoleó a Portugal, que pudo sentenciar tras un penalti a Ronaldo encargado por el VAR que el madridista no pudo transformar. El fallo del delantero se hizo mayúsculo co el empate iraní. Aún así, pudo ser peor para Portugal, porque el VAR abrió la puerta a una posible expulsión de Ronaldo por agresión. Al final, el madridista podrá jugar en octavos, porque el árbitro dejó el lance en amarilla.