19
Dom, Ago

En el Panorama Internacional Alemania advierte del aumento de acciones violentas de la ultraizquierda

Mundo
Typography

Crecieron un 37% el pasado año, mientras que cayeron los ataques de la extrema izquierda

Acapulco Gro., 24 de julio del 2018 (ABC) Dos sin techo han sido quemados mientras dormían junto a una estación de metro de Berlín esta misma semana. Desconocidos los rociaron con un líquido inflamable al que prendieron fuego y solamente los dependientes de un puesto de comida rápida, al percatarse del incendio, acudieron a sofocarlo. Se trata de uno más en la serie de ataques incendiarios, aparentemente de motivación racista, que tiene lugar en Alemania, un número en la estadística que retrata la elevada violencia de motivación política o ideológica en el país.

«El informe muestra que nos tenemos que proteger de extremistas de diferentes ámbitos», concluyó este martes el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, durante la presentación del estudio. Los extremismos de derecha, de izquierda y de corte islamista siguen siendo fuente de un importante número de delitos en Alemania y, por ejemplo, el número de personas dispuestas a cometer un acto violento con motivación política se elevó el año pasado a un nivel récord, según el informe elaborado por los servicios secretos internos de 2017 publicado este martes en Berlín. «En ninguno de los extremos tenemos las cosas bajo control», reconoció el ministro, «nuestras fuerzas de seguridad vigilan con detenimiento a personas potencialmente peligrosas con el objetivo de reconocer amenazas, pero nada está totalmente asegurado».

Incremento de salafistas

En el citado informe, la inteligencia alemana interna reseña el aumento de miembros que registró el salafismo en el país entre 2016 y 2017, pasando de unos 9.700 a cerca de 11.000. Además, las autoridades precisaron que la cifra de islamistas que podrían perpetrar un ataque violento en Alemania se incrementó hasta 774 personas, el mayor valor jamás registrado.

En relación a los extremistas de izquierda, los servicios secretos también reportaron un nuevo máximo. En total, en 2017 las autoridades detectaron en el país 9.000 radicales de izquierda susceptibles de cometer un ataque con violencia. Además, el año pasado se incrementaron hasta los 1.648 los actos violentos cometidos por miembros de la extrema izquierda, un 37% más que el año anterior.

En cuanto a extremistas de derecha, el informe revela que los actos violentos cometidos por personas de este círculo cayó desde los 1.600 en 2016 hasta los 1.054 durante el pasado año.

No obstante, el número de integrantes de grupos de extrema derecha «sigue siendo alto», recalcó el ministro. En total, se estima que en Alemania la extrema derecha de tendencias neonazis está integrado por unas 24.000 personas, de las que unas 12.700 están consideradas especialmente peligrosas.

El director de la Oficina Federal de Protección de la Constitución, Hans Georg Maassen, que acompañaba a Seehofer en la presentación, subrayó por su parte que el mayor peligro de los mencionados en el informe es el terrorismo islamista de baja intensidad, los ataques individuales y prácticamente aleatorios «contra los que las fuerzas de seguridad, a pesar de los muchos esfuerzos y por las características de ese tipo de delitos, no pueden hacer todo lo que quisieran».

Maasen mencionó también los ciberataques como la nueva forma de delito de los extremistas políticos y como mayor peligro potencial para Alemania y para otras democracias similares.

Los ataques a albergues de refugiados, sin embargo, registran un claro descenso de casi el 5%. Maasen dijo que probablemente esa bajada se debe al descenso del número de refugiados que llegaron a Alemania, mientras que Seehofer matizó que es un fenómeno aislado en el que no se puede ver una tendencia y recordó que el potencial de violencia de los movimientos de ultraderecha sigue siendo alto.