14
Mié, Nov

La Caravana de hondureños que desafía a Trump llega a México

Mundo
Typography

La Casa Blanca y el Gobierno de Peña Nieto ultiman un plan para frenarla, con el aliciente de dotar a sus ya 4.000 participantes de un visado mexicano

Acapulco Gro., 20 de octubre del 2018(ABC) La caravana de centroamericanos, mayoritariamente hondureños, sigue su camino hacia Estados Unidos y se encuentra en el municipio guatemalteco de Tecún Umán, población fronteriza con el Estado mexicano de Chiapas. De acuerdo con Luis Videgaray, el canciller mexicano, la caravana estaría compuesta ya por cerca de 4.000 personas, el doble que el número 2.000 inmigrantes que habían sido contabilizados el martes pasado. Y el grupo podría aumentar aún más hasta rondar las 5.000 personas el fin de semana, según afirmó el padre Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante en Guatemala, a varios medios locales.

Lejos de frenar las ansias por llegar a Estados Unidos, las amenazas del presidente Donald Trump de que parará la caravana han generado un «efecto llamada» que atrae a miles de personas a unirse a la «Caminata del migrante», un movimiento que había pasado prácticamente desapercibido hasta que Trump presionó con cortar millones de dólares en ayudas a los países del Triángulo Norte de Centroamérica –El Salvador, Honduras y Guatemala– si no detenían al grupo.

Muchos centroamericanos ven esta caravana como una forma segura para atravesar México. Médicos Sin Fronteras (MSF) estima que 7 de cada 10 inmigrantes que cruzan el país azteca con destino al norte son víctimas de algún tipo de violencia, razón –sumada a la dura política migratoria de Trump– que ha provocado que las peticiones de asilo en México hayan crecido un 66% en 2017, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

Como solución al problema, Videgaray ha propuesto que México tramite visados de refugiadopara los cerca de 4.000 integrantes de la caravana, un estatus que les permitiría ser residentes y trabajar en el país. De obtener este estatus, los miles de centroamericanos perderían un importante aliciente para seguir a Estados Unidos porque perderían toda oportunidad de solicitar una visa de refugiado en la primera potencia ya que tendrían de modo seguro una en México. Frenarles significaría además un triunfo para la dura campaña que ha emprendido Trump contra la inmigración ilegal de cara a las elecciones parlamentarias en EE.UU. del 6 de noviembre.

Videgaray aseguró que Acnur brindará apoyo a México en este acuerdo que todavía está por definirse pero que espera ultimar con Estados Unidos en las próximas horas. De hecho, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió el viernes con diversos funcionarios de México en una reunión en la que discutieron un acuerdo para que el país azteca absorba este contingente de centroamericanos.

El clima de elevada violencia es, según MSF, la principal razón por la que los centroamericanos abandonan sus países en dirección al norte. Precisamente, la caravana salió la semana pasada de San Pedro Sula, Honduras, considerada como una de las ciudades más peligrosas del mundo. A pesar de que Honduras consiguió reducir en un 26% los homicidios en 2017, el año pasado fueron asesinadas un total de 3.791 personas debido a las guerras entre las pandillas –o maras– por controlar el tráfico de drogas y el territorio.Asimismo, la inseguridad fue en 2017 el asunto que más preocupó a los salvadoreños, en un año que cerró con un total de 4.000 muertes violentas por causas similares a las de Honduras. De hecho, los tres países del Triángulo Norte adolecen de problemas similares (pobreza, corrupción e inseguridad) y, por eso, Estados Unidos inyecta millones de dólares en diversos programas para tratar de dotar de estabilidad política y social a estas naciones.