20
Mié, Feb

Mercenarios vinculados al Kremlin habrían llegado a Venezuela para proteger a Maduro

Mundo
Typography

Se trataría de un contingente de 400 hombres que viajaron al país antes de que comenzaran las protestas opositoras

(ABC) Evgueni Prigozhin, conocido como el«cocinero de Putin» y presunto creador de la «fábrica de trolls» de San Petersburgo, con la que inundó las redes sociales con noticias falsas para conseguir decantar las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU. del lado de Donald Trump, podría estar ahora detrás de un operación para proteger al presidente Nicolás Maduro. Así se desprende de las informaciones obtenidas de distintas fuentes por la agencia Reuters.

Prigozhin, un hombre estrechamente vinculado al presidente Vladímir Putin y a quien el bisemanario ruso «Nóvaya Gazeta» señala como el propietario de la llamada Compañía Militar Privada Wagner,habría ordenado a mercenarios de este grupo trasladarse a Venezuela. a donde llegaron recientemente para «reforzar la seguridad» de Maduro, asegura Reuters. La agencia cita a Evgueni Shabáyev, componente de una unidad de cosacos que tendría conexiones con la compañía de seguridad de Prigozhin, cuyo testimonio cifra en 400 el número de hombres enviados en auxilio de Maduro.

El Ministerio de Defensa ruso no confirma, pero tampoco desmiente tales informaciones mientras el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, sostiene que su departamento no dispone de datos al respecto. Pero Shabáyev aseguró a Reuters que el contingente de mercenarios de Wagner voló a Venezuela, al parecer vía La Habana, al comienzo de esta semana, uno o dos días antes de que comenzaran las protestas de la oposición contra Maduro. Shabáyev dijo que «nuestra gente está allí directamente para protegerle», en alusión al dictador venezolano.

Proteger intereses rusos

Sin embargo, no es descartable que los Wagner pudieran estar allí también para proteger intereses de empresas rusas con presencia en Venezuela, entre ellas la petrolera estatal Rosneft, que participa en varios proyectos. En las últimas semanas han volado a Venezuela varios aviones militares rusos de transporte y también bombarderos estratégicos, que tomaron parte en unas «maniobras».

El grupo Wagner comenzó a operar en Ucrania y después en Siria. Actualmente, esta fuerza privada perteneciente a Prigozhin tiene unidades también en Libia, la República Centroafricana y, más recientemente y reconocido por el Ministerio de Exteriores ruso, en Sudán.

Según el diario «The Times», mercenarios rusos participaron en la disolución de acciones de protesta en Sudán, algo que calificó de «falso» la portavoz de Exteriores rusa, María Zajárova. La labor que desarrollan los mercenarios rusos en el país africano, según Zajárova, es de adiestramiento de las tropas locales. En noviembre del año pasado, el presidente sudanés, Omar al Bashir, acusado de genocidio por el Tribunal Penal Internacional, le sugirió a Putin la posibilidad de desplegar una base militar rusa en su país ante «las acciones agresivas de Estados Unidos».

En julio de 2018, tres periodistas rusos fueron asesinados en la República Centroafricana cuando trataban de investigar qué actividad desarrollan allí los grupos Wagner. Hasta ahora no se ha esclarecido el crimen pese a que el caso está en manos del Comité de Instrucción ruso, cuya portavoz Svetlana Petrenko declaró que fueron víctimas de un grupo de salteadores.