15
Sáb, Dic

Hallan los restos calcinados del séptimo periodista asesinado en México en 2017

Mundo
Typography

Salvador Adame, el periodista asesinado, llevaba desaparecido desde hace un mes.

Acapulco Gro., 27 de junio del 2017 (ABC) Las autoridades mexicanas encontraron este lunes los restos calcinados del periodista Salvador Adame, desaparecido desde hace un mes en el occidental estado de Michoacán y quien lamentablemente se convierte en el séptimo periodista asesinado en México desde que comenzó el 2017, el más violento que ha vivido el país desde 2011, año en el que el Gobierno mantenía abierta una guerra contra el narcotráfico.

Los restos de Adame fueron encontrados quemados el 14 de junio durante los trabajos de rastreo y búsqueda del periodista. Imposibles de reconocer a simple vista, tuvieron que ser sometidos a un análisis genético para poder identificar que efectivamente correspondían con el ADN de Adame, quien dirigía un canal de televisión local en Nueva Italia, un pequeño municipio en uno de los estados con mayor presencia de grupos de narcotraficantes y organizaciones delictivas.

El 21 de junio el Ejército detuvo a los dos sospechosos presuntamente involucrados en el asesinato del periodista. El fiscal de Michoacán, José Martín Godoy, indicó en rueda de prensa que uno de ellos, identificado por su alias «El Cabezas», fue quien puso sobre la pista a la policía para que buscará alrededor de dicho puente.

«El Cabezas» señaló que quien está detrás del secuestro y asesinato del periodista es «El Chano Peña», líder de un grupo de delincuentes local quien mantenía una relación tensa con Salvador Adame, según declaraciones de Godoy, quien dirige esta investigación.

Siete periodistas asesinados en siete meses

A las puertas de que acabe junio y comience julio, el séptimo mes del año, el asesinato de Adame es el séptimo de un trabajador de medios de comunicación en México en lo que llevamos de 2017.

El más significativo de los otros seis crímenes, fue la ejecución a plena luz del día en Culiacán de Javier Valdés, escritor reconocido internacionalmente por su trabajo de reportero para divulgar el testimonio de las miles de víctimas del narcotráfico.

Todos estos asesinatos se han producido entre marzo y junio de 2017. Y en ninguno de ellos se ha dado con los culpables, un dato que evidencia la enorme impunidad de la que gozan los criminales en México.

Con el objetivo de arrestar a los delincuentes, el Gobierno de Enrique Peña Nieto aprobó una recompensa de hasta 80.000 dólares a cambio de información veraz que conduzca a las autoridades a esclarecer cada uno de estos seis asesinatos, lo que suma un total de 500.000 dólares.

El primer trimestre de 2017 fue el más sangriento que ha vivido México desde 2011. Entre enero y abril, fueron asesinadas más de 7.700 personas, un 5,3% superior que en 2011. Recientemente, un estudió realizado por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres indicó que en 2016 México era el país en el que más muertes se habían registrado sólo por detrás de Siria.