23
Mié, May

Una mujer que nació desnuda y sigue así; como ella hay decenas de enfermos mentales sin que nadie vea por ellos

Municipios
Typography

En Guerrero, no existe una política de salud pública que les de atención, pues no hay hospitales psiquiátricos y menos albergues 

Acapulco Gro., 10 de mayo del 2018(Noticias Acapulco al Densudo.com) En Acapulco, el bullicio de familias en calles, avenidas y restaurantes no cesa, están de fiesta pues según la tradición es 10 de mayo y han de celebrar el día de las madres. En una banqueta, cubierta de mugre y polvo, una silueta de una mujer reposa sobre el frío pavimento, sin que nadie le celebre nada; es una fémina que tuvo madre también pero nunca se acordó de ella y por eso sigue ahí, como desnuda vino al mundo, desnuda sigue… sin sentir pena porque no hay que vea por ella.

Está escena no perturba a muchos que día con día, la ven sobre la avenida sentada desnuda y con una apariencia de zombi. Es una más de las decenas de personas que deambulan como fantasmas en este destino de playa, sin que exista remordimiento alguno de algún gobierno que, en atención a ellos, busquen la manera de poder prestarles ayuda. En Guerrero no existe Hospitales Psiquiátricos y menos albergues del sector salud donde puedan ser llevados.

 Hasta el momento, los regidores, diputados locales y federales, así como los senadores de la república, han tenido a bien, recordar a esos seres que han perdido la cordura. Efectivamente han de pensar que tienen familia y en consecuencia deben atender a ese tipo de personas. Lo que no saben los servidores públicos que ganan un dineral, es que muchas familias en Guerrero, a penas tienen para poder comer y menos tendrán medios suficientes para sostener a parientes con enfermedades mentales.

Para desgracia de ellos, no hay una política en salid pública, al menos no en la entidad, que obligue al gobierno a invertir recursos para la construcción de al menos un hospital psiquiátrico o un albergue para cuidar de personas con este tipo de enfermedades mentales. En Acapulco hay un Centro de rehabilitación para enfermos mentales llamado “Cristo de la Misericordia”, que es particular y aunque hay gente noble que dona alimentos y ropa, meter a un familiar ahí cuesta mil 400 y 400 pesos cada semana. 

Aunque es un lugar limpio, amplio y seguro, no deja de ser un lugar de encierro para los que han perdido la cordura o tiene algún tipo de enfermedad mental. Lo cierto del caso es que a decir de algunos que han llevado a familiares enfermos ahí, si no pagan, le dicen que se los lleven o de plano en algunos casos los dejan que se escapen. Cuando habrá algún día un lugar para ellos que no les cueste mucho a sus parientes no lo sabemos.

Gustavo Télliz, quién ya conoce ese centro de enfermos mentales, hizo un esfuerzo por crea un espacio para ellos por el rumbo de Pie de la Cuesta y se ha dedicado a rescatar a persona enfermas que deambulan por calles y avenidas del puerto. Aunque empezó bien, recientemente ha subido a las redes sociales anuncio de que necesita ayuda económica o en especie para atender a todos aquellos que ha rescatado de la calle. Algunos sucios y otros a punto de morir.