16
Dom, Dic

Comunidades de San Juan del Río y Agua Zarca abandonados por el gobierno del PRI en Coyuca de Benítez

Municipios
Typography

Con más de mil habitantes, no tienen casa de salud,  médicos ni medicinas; aseguran que como no son rentables políticamente no les hacen caso

Ocotillo Gro., 23 de mayo del 2018(Noticias Acapulco al Desnudo.com) “Necesitamos medicinas, médicos y un centro de salud”. Claman habitantes de las comunidades de la Sierra de Coyuca de Benítez que desde hace varios años están en el abondo pues sin discriminados por el gobierno priista Javier Escobar Parra, quién según pobladores no le interesa ayudarlos porque son al menos de 300 a 900 campesinos que habitan y no hay en ellos rentabilidad política.

Son campesinos de las comunidades de San Juan del Río, Agua Zarca que desde hace varios años no cuentan con una casa de salud como ellos le llaman y tampoco hay médicos ni medicinas.  Uno de los pobladores que por temor a represalias pidió que no se mencionara su nombre, dijo a este periodista que como son un pueblo de pocos habitantes comparado con otras comunidades con más de 3 mil gentes, el alcalde de Coyuca de Benítez, no se interesa por ellos aún cuando para la vista de DIOS la vida de una persona es muy valiosa, pero no lo ve sí el edil Escobar Parra.

Yes que basta con visitar esos pueblos, para darse cuenta de que, están a la voluntad de DIOS porque fueron abandonado de la mano del gobierno del PRI. Con calles de terracería y canchas en pésimas condiciones son algunas de las carencias de esa comunidad apartada. Si una persona de edad avanzada o un niño sufre un percance o se presenta una emergencia no hay manera de como puedan atender ese tipo de imprevistos, sobre todo porque no hay casa de salud, ni médicos como tampoco medicinas.

Según habitantes de la zona, la gente si lega a sufrir una crisis o infarto, simplemente se mueren porque no hay forma de atender casos como esos. La mayoría de los campesinos de familias muy pobres, tienen que irse hasta la cabecera municipal de Coyuca de Benítez para llevar a su enfermo al nuevo hospital, porque en sus lugares de origen no existe ni siquiera un paracetamol. “Nos hemos cansados de hacer peticiones al presidente del municipio, pero le entra por un lado y le sale por el otro”.

Otras de las cosas que tienen los campesinos, es que no pueden decir nada, porque los amenazan con sacarlos de los programas sociales como el progresa o pro campo. En pleno proceso electoral, los habitantes de las comunidades apartadas afirman que darán un voto de castigo al PRI por que una vez que llegan al poder, jamás lo vuelven a ver.  En tanto se van a organizar como pueblo y si el comisario tampoco hace nada, tomarán el palacio municipal haber si el alcalde voltea los ojos hacia esa zona marginada.

En el caso particular de la comunidad de San Juan del Río, el  Jardín de Niños y la escuela primaria están en pésimas condiciones e incluso la paredes de un salón está a punto de caerse por los temblores.