11
Mar, Dic

Líder de la Sección XXVII del SUSPEG expulsó a su agremiado por exigir el pago de su quincena en CAPAMA

Municipios
Typography

Quien debería velar por los trabajadores, arremete contra él por reclamar un derecho legítimo

Acapulco Gro., 27 de julio del 2018 (Noticias Acapulco al Desnudo.com) El secretario general de la Sección Sindical XXVII del SUSPEG expulsó a Lázaro Vélez Luviano, un trabajador de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) por exigirle el pago de su quincena.

El líder del Sindicato de CAPAMA, quien debería velar por los derechos y garantías de sus agremiados, arremetió contra el trabajador Vélez Luviano, por hacerle un reclamo respecto a su salario devengado. En un acto que algunos abogados consideran una “aberración y una grave violación a los derechos de un trabajador que lleva más de 36 años de antigüedad que debe ser sancionada por la asamblea”.

La víctima de la represión laboral por parte de Baños Ramírez denunció públicamente al malogrado líder sindical, ante la presencia de distintos medios de comunicación, de atentar contra sus derechos laborales.

“Pedir el pago por el salario no es un insulto para el dirigente sindical”, acusó el trabajador, quien afirma que el dirigente estatal del SUSPEG, David Martínez Mastache, debe responder a esta agresión contra un trabajador de ese sindicato, que fue expulsado por quien debería proteger sus derechos.

Así como se comprometió cuando andaba en campaña, de que no se toleraría que los trabajadores fueran afectados en sus derechos, le pido al líder estatal no solape acciones autoritarias de Baños Ramírez.

 En la protesta del trabajador de la CAPAMA, estuvo presente Magda Adame Téllez, secretaria general de la Federación de Colonias y Ciudadanos Independientes A.C. quien se solidarizo con el agraviado, pues dijo- que un líder sindical- no está para pisotear a los compañeros trabajadores, sino velar por sus derechos.

Adame Téllez, condenó la expulsión de Vélez Luviano e hizo un llamado al líder estatal del SUSPEG para que tome cartas en el asunto y no se permitan acciones como esas de expulsar de un sindicato a un empleado que lo único que pide es el salario devengado que por ley le corresponde.

Lamentablemente, -dijo- es la corrupción que permea en “algunos líderes”, lo que provoca situaciones como la del compañero con más de 36 años de servicio y no se vale. Advirtió que no van permitir más golpes contra la clase trabajadora y si es necesario la movilización lo harán con tal de que se respeto los derechos de los y las trabajadores de CAPAMA.