21
Dom, Oct

La comparecencia del Fiscal de Guerrero, fue un ensayo inquisitorio para diputados en estreno

Municipios
Typography

 Parecía un ejercicio para pasantes en un juicio oral que luego se convirtió en un espectáculo teatral.

 

De entrada, el motivo por el que fue llamado el funcionario estatal, no era más una presunción de un hecho no comprobado. Con la mano en la cintura, Zuriel Barrilla, mostró con documentos al propietario de la residencia es una empresa inmobiliaria, que a decir de la diputada Mariana Guillén es fantasma.
Ante un hecho como este, al menos una comisión del Congreso del Estado de Guerrero, hubiera realizado previo a la comparecencia, una trabajo de campo en el que obtuvieran información del registro público de la propiedad sobre el dueño de esa residencia en el fraccionamiento La Cima, así como conocimiento del dueño de la escritura pública de tal inmueble, pero no, solo se basaron en una nota publicada en diario Reforma, que carecía de fuente informativa y más bien parecía una publicación pagada para desacreditar a un funcionario para exhibirlo y provocar su salida.
En el aluvión de preguntas “tipo interrogatorio”, en el que más bien parecía un “juicio oral”, los diputados intentaron que el Fiscal se confesara ante ellos, diciendo algunas cosas que no estaba obligado a contestar, porque incluso violaban su ámbito de su vida privada.
Nadie quizás descalifique la intención de los diputados de Morena, sobre llamar a cuentas a quienes viven de los impuestos del pueblo, no, para nada, solo que la forma en cómo lo hicieron dejaron ver su falta de experiencia legislativa y de que no hay en ese grupo de diputados la asesoría capaz de ponerlos en una ruta en donde nadie cuestiona su inexperiencia en los temas del llamado, ajustes y rendición de cuentas.
Al final, todo fue un teatro, en donde lo que pareciera una comparecencia sobre temas torales, fue a una situación de presumir algo sin tener la mínima prueba de un  hecho a saber la presunta compra de una residencia de un millón de dólares sin demostrarlo con documentación más que una mal hecha nota pagada que su principal objetivo era exhibir a un funcionario de Guerrero. 
En esa sesión, se puso de manifiesto también que los diputados locales, están lejos de abordar los grandes temas que verdaderamente lastiman a la sociedad, como es: el desvío de recursos de los presidentes de los 81 municipios, la desaparición forzada de personas, los índices de violencia en la entidad y sobre todo el caso de asesinato de mujeres entre otras cosas.
Integrantes del Foro Guerrerense de Abogados, afirmaron en entrevista a este medio de información digital www.acapulco aldesnudo.com, que la comparecencia fue un intento de linchamiento contra el Fiscal, orquestado por el ex fiscal de Guerrero, Xavier Olea Peláez, porque se está tocando su estructura que dejó antes de abandonar el puesto.
El presidente del Foro Guerrense, Alfredo Pérez Zárate, advirtió que  Olea Peláez, está detrás de los ataques contra el actual Fiscal y que no descarta la posibilidad que la nota pagada en el diario Reforma, haya sido una estrategia para exhibir al funcionario y quitarlo del cargo.