18
Lun, Mar

Logra Capama que planta tratadora opere al 50 por ciento después de estar detenida

Municipios
Typography

El director operativo dio a conocer que la planta tratadora de aguas residuales de la zona poniente estaba en condiciones deplorables a su llegada y operando en un 15 por ciento. Hizo un llamado a las autoridades municipales y estatales en materia de ecología, para que revisen minuciosamente la salida de drenajes que fueron colocados por particulares

 

Acapulco, Gro. A 26 de diciembre de 2018.- La Comisión de Agua Potable y alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), logró poner en operación la planta tratadora de aguas residuales en un 50 por ciento, lo que disminuirá considerablemente las descargas de drenaje crudo a la laguna de Pie de la Cuesta.

Con una fuerte inversión, realizada por el propio organismo, se reparó una bomba de succión que extrae el agua del cárcamo principal, que recibe las aguas negras de toda la zona poniente, incluyendo la colonia Jardín en sus tres secciones y que disminuye los niveles del contenedor.

 El director operativo del organismo, Adrián Serrano Gómez, realizó un recorrido por las instalaciones y dio a conocer que la planta tratadora de aguas residuales de la zona poniente, estaba en condiciones deplorables a su llegada y operando en un 15 por ciento; hoy se ha logrado que esté operando al cincuenta por ciento.

Dicha situación, se debió a que la administración pasada no realizó el mantenimiento correspondiente en bombas, cárcamos y líneas de conducción, por lo que hoy la situación es complicada, “sin embargo se está sacando adelante el trabajo con la gente que llegó a partir del 22 de octubre”.

Este tipo de acciones, ayuda a que las aguas negras no escurran directo a la laguna de Pie de la Cuesta y disminuya considerablemente los brotes de contaminación en canales pluviales.

Serrano Gómez hizo un llamado a las autoridades municipales y estatales en materia de ecología, para que revisen minuciosamente la salida de drenajes que fueron colocados por particulares y que descargan ilícitamente en los canales pluviales, razón por la cual, ante la desconsideración de éstos, se sigue llevando aguas residuales a la laguna de esta zona.