22
Vie, Jun

Chilpancingo, de MAL en peor -Revisan cuentas de Apango.

Opinión
Typography

La Columna de Ángel Irra Carceda

Revisan cuentas de Apango.

 Cómo no ocuparnos del Ayuntamiento de Chilpancingo, si la inoperante, las groserías, la falta de tacto, la insensibilidad y, de plano, las idioteces de su alcalde priista brotan por aquí, por allá y  por acullá.

En nuestra ciudad capital del estado la inseguridad es tema aparte. Los servicios públicos no existen. Prácticamente todos los funcionarios nada resuelven.

Pero lo que no se puede perdonar y menos dejar pasar, es que el propio alcalde priista sostiene una actitud valemadrista, tanto que a sus mismos correligionarios tiene con el Santo en la boca.

En serio. Algo nunca visto. No tiene precedentes tanta ineficacia en la conducción del Ayuntamiento de Chilpancingo.

Los priistas chinga y chinga a otros alcaldes. Ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

Realmente les debería dar vergüenza, coraje del más cabrón, la manera en que se conduce el alcalde de Chilpancingo.

Aclaro que en este modesto espacio no se cuestiona sólo por cuestionar. Y las barbaridades que suceden en nuestra ciudad capital del estado no pueden quedar en el silencio.

Este viernes el alcalde priista cometió una gran grosería en contra de habitantes de San Vicente, comunidad enclavada en la Sierre de Chilpancingo de los Bravo.

Los citó para una reunión de trabajo 13:00 horas, en su Despacho de la Presidencia Municipal.

Estas modestas personas han gestionado por años (desde el 2013, por afectaciones de las tormentas Ingrid y Manuel), la reubicación de casi 500 familias y planteles educativos.

Puntuales como son estas personas de nuestra Sierra, llegaron al Palacio Municipal, pero bastante grande fue su sorpresa y, por supuesto su molestia, cuando el alcalde priista le mandó a  decir que no los podía atender.

El argumento: que estaba atendiendo otros asuntos más importantes. Así de fácil la excusa del tipo que nada hace por Chilpancingo.

Les sindicaron que los atendería Carlos Leyva Vázquez, secretario de Desarrollo Urbano Municipal, pero igual. El funcionario también estaba atendiendo asuntos de mayor importancia.

José Nava Lorenzo, comisariado ejidal de esa población serrana, no pudo ocultar su indignación por tan grosero trato en el Ayuntamiento de Chilpancingo.

Digo, si este caso no es para hacerlo público, y recalcar el valemadrismo de este alcalde priista, entonces no entiendo. Me rindo ante sus bienquerientes.

Sale vale.

A OTRA COSA.-En el Congreso del estado solicitaron a la Auditoría General del Estado (AGE) la cuenta pública 2015 de la administración municipal de Mártir de Cuilapan (Apango).

Lo hizo la Comisión Instructora para revisarla, debido a que existe una demanda de revocación de mandato que promovió un grupo de mujeres en contra de la alcaldesa Felicitas Muñiz Gómez.

La alcaldesa, militante del Partido Movimiento Ciudadano, no sale de una cuando ya entró a otro.

Ha sido bastante cuestionada por su presunto enriquecimiento ilícito y porque, sostienen sus opositores, no hace obra pública, a pesar de que en su reciente informe de labores, reportó una inversión de cien millones de pesos en ese rubro.

Pero, y esto hay que subrayarlo, la señora ya ha salido bien librada de anteriores denuncias por corrupción y, de plano, apostamos doble contra sencillo que en esta también saldrá avante.

¿Por qué? Ni me pregunten. Las respuestas están al más alto nivel. Ni pex. Así es esta cosa de la política. (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)