20
Dom, Oct

Las protestas de los nativos en Hawái acercan el telescopio gigante TMT a Canarias

Ciencia y tecnología
Typography

Según AP, el consorcio responsable de la construcción del Telescopio de Treinta Metros está pidiendo los permisos pertinentes a España

(ABC) Los defensores hawaianos de la montaña sagrada Mauna Kea parece que se han salido con la suya: sus protestas porque el Telescopio de Treinta Metros (TMT) no se ubique en un territorio clave de la tradición de Hawái han dado sus frutos y según la agencia Associated Press el consorcio responsable de construir el telescopio ya está activando el plan B. Y este proyecto alternativo pasa por Canarias.

Pero el emplazamiento en nuestro país del observatorio terrestre más grande y avanzado construido por el hombre no es aún una realidad segura. El director ejecutivo del TMT, Ed Stone, afirmó en un comunicado el lunes que el grupo todavía quiere comenzar a trabajar en Mauna Kea, pero que necesitan tener un plan de respaldo. «Continuamos siguiendo el proceso para permitir que TMT se construya en el sitio del 'plan B' en (España) si no fuera posible construir en Hawai», aseguró Stone. «Mauna Kea sigue siendo el sitio preferido». De hecho, Canarias ya ha sonado como posible ubicación otras veces, pero al final el proyecto siempre ha acabado alejado de España.

El director del Instituto de Astrofísica de Canarias, Rafael Rebolo, confirmó a AP que ha recibido una carta del jefe del TMT diciendo que su junta recientemente ha decidido «proceder con la solicitud de obtener un permiso de construcción» para la isla de La Palma. «Estamos observando lo que está sucediendo en Hawai con el máximo respeto», dijo Rebolo, el hombre clave para el sitio alternativo en las Islas Canarias de España. «Nuestra posición es que estamos aquí si el proyecto TMT nos necesita», dijo en una entrevista telefónica.

Y no es el único: hace apenas una semana, el ministro en funciones de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, afirmó que todas las administraciones españolas están «listas» para acoger la inversión internacional, que será de 1.400 millones de dólares (unos 1250 millones de euros).

Protestas para salvar la montaña sagrada

Tras varios años de retrasos, la construcción del TMT en el Mauna Kea estaba prevista para empezar el pasado mes de julio. Sin embargo,cientos de hawaianos han llevado a cabo diferentes protestas, como encadenamientos y cortes de carreteras, con el fin de que no comenzasen las obras. Los detractores del TMT afirman que el pico más alto de Hawái (y uno de los más sagrados según su tradición) ya ha sido bastante profanado con la docena de observatorios que hay sobre su ladera.

Los nativos llevan años pidiendo que se desmantelen estas instalaciones y sus últimas protestas han obligado incluso a desalojar otros observatorios que están siendo operados de forma remota.

Por qué el Mauna Kea

Los científicos seleccionaron la cumbre de Mauna Kea para el telescopio gigante porque el clima y las condiciones del aire están entre las mejores del mundo para ver los cielos. El telescopio les daría a los investigadores una visión de los lugares más profundos de nuestro universo y les permitiría examinar el tiempo inmediatamente posterior al Big Bang.

Una vez construido, se espera que los científicos usen el telescopio para explorar preguntas fundamentales sobre el universo, incluyendo si hay vida fuera de nuestro sistema solar y cómo se formaron las estrellas y galaxias. El gran tamaño del espejo del telescopio significa que recogería más luz, lo que le permitiría ver objetos débiles y lejanos, como estrellas y galaxias.