23
Mié, Jun

Nadal: «Dentro de lo que podía hacer contra Popyrin, he hecho un partido correcto»

Deportes
Typography

Nadal desactiva a Popyrin por la vía rápida y alcanza los cuartos

(ABC).- Rafael Nadal alcanzó su decimoquinta ronda de cuartos de final en el Mutua Madrid Open en 18 ediciones tras ganar a Alexei Popyrin por 6-3 y 6-3 y analizó el partido con muy buenas sensaciones. «He hecho un buen partido. El rival era muy difícil porque golpeaba todas las pelotas. No había bolas intermedias, todas iban muy fuertes, además la pista estaba muy seca y rapídisma, resbalosa, lo que era todavía más difícil. Poppyrin tiene un saque como cañón, y, desde el fondo, todas las bolas que él tocaba, fallaba, pero también acertaba muchas. Dentro de lo que podía hacer he hecho un partido correcto y estoy contento con la victoria».

Por el momento, son unos cuartos en el Masters 1.000 de Montecarlo, un título en Barcelona y otros cuartos en Madrid. Nada mal bagaje que esperar mejorar a partir de mañana, pero sin mirar, por ahora, más allá de la Caja Mágica. «Yo estoy en Madrid. No pienso en Roland Garros cuando estoy en Madrid ni en lo que tengo ni en lo que me falta. Intento ser mejor cada día, y hay días que las cosas salen bien y otras en los que sale mal. No creo en procesos de preparación específica para algo en particular. Creo en el trabajo diario, y con plazos a corto, Madrid, medio, Roland Garros, y largo plazo, que será la temporada entera. Estoy contento con este principio de año en tierra. Los partidos están siendo más buenos que regulares, y el nivel medio está ya medio alto porque cada día estoy más cómodo. Jugar y ganar partidos te da confianza para saber que cuando salgas a pista el nivel mínimo va a ser bueno y lo vas a dar casi con toda seguridad. Y tener picos cuando se necesitan. Es el camino adecuado. No estoy con quejas de mi juego en nada particular. He dado pasos adelante en todos los sentidos».

 

 

Nadal desactiva a Popyrin por la vía rápida

Vive en la burbuja de Madrid, aceptados ya los modos en los que se desarrolla este nuevo tenis con coronavirus, aunque siempre pensando en que se vuelva a lo que se conocía cuanto antes. «Sobre todo echo de menos el contacto con las personas. Hay miembros de mi familia que están viéndome jugar, pero no los puedo ver a ellos», señaló. «El día está enfocado al partido, ahora prensa, luego al hotel a descansar y en otros años luego me prepararía para ir a cenar fuera. Ese momento en el que desconectas del tenis. Pero tenemos la suerte de que siempre estamos en buenos hoteles y tenemos a nuestra disposición las cosas más importantes. Cero queja y solo agradecimiento a que las cosas sigan su curso y confío en que podamos ganar normalidad poco a poco, que es lo que todos queremos».

 

El balear ahondó en esa situación que viven algunos tenistas de no adaptarse completamente a ls rigurosidades de las burbujas. «Cada uno tiene derecho a poder expresarse. Todos hemos pasado un mal año en todos los sentidos, es normal que la gente esté cansada, y que pierda motivación. No quiero centrar las cosas desde mi prisma; tengo casi 35 años y estoy en una etapa de mi vida en la que puedo decidir jugar más o menos. El hecho de que tengan, no la obligación, pero sí la necesidad estando encerrados y solo ir hotel-club-hotel sí se puede hacer pesado». Sin embargo, el balear miró más allá de su mundo: «Esa dureza de la burbuja no es comparable con la que sufren las familias que lo están pasando mal, gente que ha perdido a seres queridos sin despedirse o que han perdido el trabajo. Y no queda bonito que te quejes. Cuando abrimos un poquito el prisma y miramos alrededor, dentro nuestro mundo no es perfecto en esta situación, pero comparado con el resto de personas sí que lo es. Tenemos que estar agradecidos a la vida por estar donde estamos».