02
Lun, Ago

La devaluación de Dembélé

Deportes
Typography

El francés volverá a pasar por el quirófano y estará cuatro meses de baja, lo que dificulta su salida del Barcelona

 

(ABC).-Siguen los problemas para Ousmane Dembélé y, de rebote, para el Barcelona. Cuando parecía que los problemas físicos que le han impedido triunfar en el Camp Nou habían remitido ha vuelto a quedar patente la fragilidad de su musculatura. El francés, tras haber sido examinado este martes por los servicios médicos del club catalán, deberá pasar de nuevo por el quirófano y estará un tiempo estimado de baja de cuatro meses, lo que le impide figurar en el mercado estival, como pretendía el Barcelona. Tras la visita con los galenos del club catalán se confirmaron los peores pronósticos después de que cayera lesionado en la recta final del partido entre Francia y Hungría, cuando llevaba a penas media hora sobre el terreno de juego. Tras una operación en cada bíceps femoral de sus piernas, ahora, el músculo afectado es el tendón de su rodilla derecha. Si todo sigue el plan establecido, Dembélé podría reaparecer a finales octubre o principios de noviembre, aunque el futbolista se habría perdido la pretemporada y llegaría muy falto de ritmo. Sin duda, será una baja importante en la Champions League y en el primer tramo de la Liga.

 

El Barcelona solo contemplaba dos escenarios posibles. El prioritario era renovarle, ya que seguía manteniendo la confianza en el futbolista, que parecía haber explotado esta pasada temporada demostrando el acierto de una operación de la que se dudó durante las primeras tres temporadas que vistió de azulgrana y en la que apenas pudo jugar. Quedando libre el 30 de junio de 2022, el club catalán no quería llegar a enero sin tener esta opción resuelta. En el caso de que Dembélé no quisiera prorrogar su vinculación, el Barcelona le colocaría directamente en el mercado porque lo que se quiere evitar a toda costa es que se marche gratis el próximo año. Y si el francés se negara a las dos opciones, renovación y venta, entonces le dejaría en la grada sin jugar. Ya lo hizo Laporta en 2003, cuando ganó las primeras elecciones, con Dani García Lara y Roberto Bonano.

 

No obstante, esta nueva lesión devalúa al futbolista, que genera dudas en cualquier club que esté interesado en ficharle y que, obviamente, rebaja el valor que pueda tener en el mercado por la facilidad con la que se lesiona. Según fuentes del Barcelona, el club mantendrá su intención de renovarle pero rebajando considerablemente su ficha y trasladando el grueso de los ingresos a variables por partidos jugados, con lo que se cubriría las espaldas ante el desolador historial del francés. Hay que tener en cuenta que Dembélé se ha pasado casi en blanco los tres primeros años en el Barcelona. El club azulgrana desembolsó 105 millones fijos al Borussia de Dortmund y la posibilidad de ampliar en 40 más esta cantidad. Hasta el momento, el Barcelona ha pagado 135 millones (105 fijos, más 20 por alcanzar los cien partidos y otros diez por disputar dos ediciones de la Champions). Si el galo se queda y gana la Champions League esta próxima temporada, el Barcelona debería abonar otros cinco millones de euros. Y no hay que olvidar que su ficha es una de las más altas de la plantilla. Dembélé percibe cerca de 12 millones de euros netos por temporada más otros ocho en variables.

 

Esta situación ha supuesto un fuerte varapalo para el futbolista, que ha tenido que abandonar la concentración de Francia y ver cortada su progresión. «Hago mucho trabajo de prevención de lesiones. Me alegro de haberme librado de las ellas esta temporada. Era mi prioridad poder continuar tras tres temporadas difíciles a este nivel. Quería jugar y empezar a ser importante en el Barcelona. Pero todavía sé que puedo hacerlo mucho mejor. Me gustaría ser más decisivo. Marcar más goles y dar más asistencias, eso es lo que se le pide a un delantero», explicaba hace unas semanas en L'Equipe. Esta temporada había jugado 44 partidos, con 11 goles y cinco asistencias. Ronald Koeman ha dejado claro que, en un principio, cuenta con Dembélé para la próxima temporada y ha lamentado la nueva lesión del extremo francés. «No puedo decir mucho sobre este tema. Es mala suerte. Las lesiones son cosas que hay que analizar y aceptar. Cuento con él como cuento con todos», explicó.