07
Mar, Dic

Fijar a Camavinga y Valverde, el reto de Ancelotti

Deportes
Typography

REAL MADRID... El análisis de situación invoca al técnico a colocar a estos dos motores en sus posiciones idóneas, el francés como medio centro y el uruguayo como interior o como segundo pivote; nada de experimentos por las bandas, que diluyen su potencia

Los tres malos resultados del Real Madrid han suscitado el análisis de situación de la dirección deportiva con Carlo Ancelotti. Se realiza un estudio pausado de las causas del cambio de tendencia, de las victorias y el buen fútbol a un empate y dos derrotas que han cortado la racha y han delatado errores en defensa y un frenazo en la serie de goles, con dos tantos de Benzema en tres encuentros. Solo el francés anota.

Esa debilidad supuso que Ancelotti decidiera radicalizar su rotación de futbolistas en diversos puestos. Y se reflexiona en el club blanco si esa filosofía ha sido un fallo, pues sus pupilos no han jugado en la posición ideal. Y el club le pide que coloque a los jugadores en el sitio donde rinden mejor.

 

Se le pide que sitúe a cada futbolista en su posición idónea y que no descoloque a Camavinga y Valverde por dar hueco a Modric y Kroos. Debe elegir

En este sentido, Camavinga y Valverde son dos puntales y han rotado demasiado en el once del italiano. El consejo es que jueguen en su lugar, pues aportan la potencia física que exige el fútbol de hoy, la que Ancelotti destaca como regla superior del balompié moderno.

 

El francés rinde bien como medio centro e incluso como interior derecha, pero en sus primeros momentos con el Real Madrid ya ha jugado como pivote, como interior derecho, como interior izquierda, en Cornellá, y hasta de lateral izquierdo, ante el Sheriff. Se le pide a «Carletto» que coloque a Eduardo Camavinga en el centro, para aprovechar toda su fuerza en el capítulo ofensivo y destructivo.

Valverde rinde mejor también como interior derecha o como segundo medio centro. Su capacidad para subir al ataque con su zancada hace coherente que juegue por el flanco diestro. En el baile de posiciones del entrenador madridista ha sido hasta lateral derecho, pero ese no es su sitio. es otro profesional al que hay que explotar su poderío de pulmones.

A Carlo Ancelotti se le solicita que sitúe a cada futbolista en su puesto. Y que no descoloque a Camavinga y a Valverde por introducir con fórceps a Modric y Kroos. Ha de elegir. Y los dos jóvenes pueden jugar al lado de Casemiro.

Son aspectos a corregir por Ancelotti en las visitas al Shakhtar y el Barcelona, el 19 y el 24 de octubre. También debe mantener sus ideas. Al italiano le gusta Alaba como central y en Cornellá jugó como lateral mientras Nacho ocupaba el eje de la retaguardia, como es su preferencia personal. Si al técnico le agrada el austríaco en el centro, debe ser así.

El retorno de Mendy a la competición, cinco meses después, acabará con el debate del lateral izquierdo. Al igual que el regreso de Carvajal cerrará la debilidad en el carril derecho.

El técnico madridista debe trabajar y corregir los errores. Debe poner orden en el equipo. Hay un punto de análisis: Benzema es el mejor porque juega en su sitio. Pues que haga lo mismo con todos.