05
Dom, Feb

Las selecciones renuncian a llevar el brazalete 'OneLove' en Qatar ante la amenaza de sanción

Deportes
Typography

MUNDIAL DE QATAR 2022...  La FIFA ha comunicado a los equipos que, en caso de lucir el distintivo arcoiris, el capitán recibirá tarjeta amarilla

(ABC).- El intento de reivindicación de varias selecciones europeas en el Mundial de Qatar luciendo el brazalete arcoíris para expresar solidaridad con las personas marginadas y el colectivo LGTBI ha recibido un duro golpe por parte de la FIFA. Inglaterra, Países Bajos y Gales, que formaban parte de la campaña 'OneLove' y debutan esta tarde, han anunciado que finalmente no lucirán el distintivo durante sus partidos ante la amenaza de sanción.

Y es que, la FIFA ha comunicado esta mañana a los equipos participantes en el Mundial que los capitanes, en caso de portar el brazalete arcoíris, serán castigados con cartulina amarilla y las federaciones han decidido finalmente dar marcha atrás en sus planes. Bélgica, Dinamarca, Alemania y Suiza también han adoptado la misma postura y todos ellos han hecho público un comunicado conjunto en el que lamentan no haber llegado «a una solución razonable» en las distintas reuniones celebradas.

Finalmente Harry Kane, Virgil van Dijk y Gareth Bale, capitanes de Inglaterra, Países Bajos y Gales, saltarán al campo esta tarde luciendo un brazalete neutro. «Defendemos el mensaje 'OneLove' y continuaremos difundiéndolo, pero nuestra prioridad número uno en la Copa del Mundo es ganar los partidos. No queremos que el capitán empiece con tarjeta amarilla. Por eso, con gran pesar, tuvimos que decidir abandonar nuestro plan», señala el comunicado.

Estas selecciones lanzan además un claro mensaje a la FIFA. «Esto va en contra del espíritu de nuestro deporte que conecta a millones de personas. Los países involucrados analizaremos de manera crítica nuestra relación con la FIFA en los próximos tiempos». Antes de conocerse la decisión de la FIFA, Kane, Neuer y Van Dijk, capitanes de Inglaterra, Alemania y Países Bajos, habían hecho pública su intención de lucir el brazalete arcoíris con independencia de las posibles sanciones. «No tenemos miedo de las consecuencias. No somos los únicos de Europa haciendo esto», apuntó el portero del Bayern. El Mundial de Qatar continúa envuelto en la polémica.