23
Mar, Abr

Carreño se desfonda tras una batalla de cinco horas con Nishikori

Deportes
Typography

OPEN DE AUSTRALIA... Pablo Carreño no estará en los cuartos de final del Open de Australia tras caer ante el japonés Kei Nishikori en un duro partido resuelto a cinco sets: 7 -6 (8), 6-4, 6-4, 4-6 y 7-6 (8).

Carreño comenzó muy fuerte y se anotó los dos primeros sets del encuentro, pero Nishikori consiguió reaccionar y darle la vuelta al partido.

El japonés se medirá en cuartos al número uno del mundo, Novak Djokovic, que derrotó en cuatro sets al ruso Daniil Medvedev.

Rafa Nadal, que se enfrenta este martes al estadounidense Frances Tiafoe, y Roberto Bautista, que se medirá al griego Stefanos Tsitsipas, son los únicos supervivientes españoles en el cuadro del primer Grand Slam de la temporada.

Partido angustioso

Carreño tuvo muy buenas opciones para salir ganador. Tuvo rotura de ventaja en un tercer parcial que de haberlo ganado habría terminado con la resistencia del octavo cabeza de serie y, sobre todo, dominó 8-5 en el 'tie-break' final, aunque también estuvo al borde antes del precipicio con 5-4 y saque del nipón en el quinto parcial.

Nishikori comenzó amenazante al resto y le logró arrebatar dos saques al tenista español, rápido en su reacción para recuperarlos en ambos casos en el siguiente juego y que posteriormente salvó otro servicio complicado en el séptimo juego. Finalmente, la suerte de la manga se decidió en una 'muerte súbita' donde Carreño sentenció en su cuarta bola de set.

El irregular primer parcial trajo un segundo mucho más firme del gijonés, que rebajó sus errores no forzados y que supo sacarle partido al tempranero 'break' sobre el nipón. El vigesimotercer cabeza de serie tuvo que trabajar para afianzar esa rotura, levantando cuatro bolas de quiebre, sobre todo un peligroso 15-40 en el octavo juego.

Carreño cerró el 2-0 en el marcador y empezó a vislumbrar los cuartos de final con un nuevo 'break' en el quinto juego, pero Nishikori no se dio por vencido y apenas dejó al español disfrutar esa ventaja equilibrando al instante el partido. El de Gijón aguantó bien en la pista y se jugó gran parte de su destino en otro 'tie-break', que le fue esquivo (7/4) y le obligó a seguir peleando.

El japonés iba al alza y logró forzar la quinta y definitiva manga con dos roturas en la cuarta. El partido se iba inclinando hacia el lado contrario y un nuevo 'break' parecía que daría la victoria al asiático, que no pudo certificar el triunfo con 5-4 y servicio. El español se rehizo, forzó el 'super-tiebreak' y ahí llegó a ponerse con un esperanzador 8/5, pero en el siguiente punto, un juez cantó mala una bola suya y Nishikori lo sentenció en la red de todos modos.

El tenista gijonés pidió repetirlo por el error del juez tras la consulta del 'ojo del halcón', pero no logró su objetivo y fue el principio del fin porque su rival no le dejó sumar más puntos y se llevó el partido. Carreño, sumamente enfadado, dejó la pista sin dar la mano al juez de silla, al que se dirigió a voz en grito antes de alcanzar el túnel de vestuarios.