22
Jue, Ago

El Tottenham obra un milagro ante el Ajax

Deportes
Typography

CHAMPIONS LEAGUE...El equipo inglés jugará la final en el Metropolitano gracias a un epico gol de Moura en el minuto 95 y remontar un 2-0 en contra

(ABC)Si usted echa la vista atrás, al 25 de julio del verano pasado, seguramente se recuerde con chanclas, bañador y los pies en arena y mar salada, un panorama totalmente distinto al que se vivía en Ámsterdam, donde 53.000 hinchas del Ajax llenaban el Johan Cruyff Arena en la primera de las tres rondas preliminares que tenía por delante el club holandés para meterse en la fase de grupos de la Champions. Mientras usted disfrutaba de sus vacaciones, un joven y talentoso grupo de jugadores buscaba darle una alegría estival a su gente metiéndose entre los 32 mejores equipos de Europa. Y lo hicieron, de manera sobrada, apeando por el camino a Sturm Graz, Standar de Lieja y Dinamo de Kiev. Diez meses después, tras maravillar a Europa con un fútbol de época, apear a Madrid y Juventus y tener la final en la palma de la mano, la brillante travesía del Ajax se ahogó en la orilla tras una milagrosa remontada del Tottenham, otras más en una Champions de locos. El campeón de la edición de este año será inglés porque el rival de los londinenses en la final del 1 de junio en Madrid será el Liverpool.

Los primeros cuarenta y cinco minutos en el Johan Cruyff Arenafueron una continuación del partido de ida en White Hart Lane. El Tottenham, quizás consciente de que sin Harry Kane era inferior al Ajax, no se enteró que en juego había una final de Champions. A los dos minutos, Lloris sacó una mano milagrosa tras disparo seco y duro de Ziyech. El aviso no espabiló a los de Pochettino, que solo tres minutos después ya se vieron con el marcador en contra. Córner botado por Schone, De Ligt queda suspendido en el aire y su testarazo manda la pelota a la red de Lloris.

El 1-0 espabiló algo al Tottenham, que incluso tuvo un remate al palo de Son Heung-Min y una buena mano de Onana a otro disparo envenenado del futbolista coreano. Fueron las dos únicas acciones reseñables de los ingleses en un primer acto de claro dominio local, refrendado en el marcador con el segundo, obra de Ziyech. Con menos de una hora de eliminatoria por delante, el Ajax tenía un colchón de tres goles y enfrente un rival moribundo sin ideas ni ánimo que hiciera pensar en una remontada.

Llorente, cambio letal

Pero esta es la Champions de la remontadas, de los resultados imposibles y desenlaces hitchcocknianos, y si el martes pensamos que habíamos visto ya suficiente con la gesta del Liverpool contra el Barcelona, nos equivocamos. Pochettino mantuvo la calma y decidió mover ficha al descanso, sacando a Llorente por Wanyama, un ambicioso giro táctico que dejó al Ajax tan confundido que ya nunca llegó a reponerse.

En solo trece minutos, el Tottenham había igualado un partido en el que fue invisible hasta entonces. Lucas, en su mejor versión, batió a Onana en dos ocasiones, provocando un partido de ida y vuelta en el que los porteros y los palos mantuvieron el suspense hasta el dramático minuto 95. Llorente, mágico en todas sus intervenciones, bajó un balón del cielo con la rodilla, Dele Alli le puso el lazo y Moura lo empaquetó con destino a Madrid. El Tottenham se llevó la gloria. El Ajax la crueldad. Viva el fútbol. Viva la Champions.