16
Dom, Jun

Doble exhibición de Nadal en Roma

Deportes
Typography

Después de abusar de Chardy, también destroza a Basilashvili en solo una hora y dos minutos para llegar a cuartos

Quedó un jueves de locos en Roma, con un orden de juego histórico por culpa de la lluvia del miércoles, y Rafael Nadal lo gestionó a las mil maravillas. El español, obligado a disputar dos encuentros para no descuadrar el plan del torneo, se mostró intratable tanto por la mañana como por la tarde, genial bajo la luz del sol y también bajo los focos. Suele el campeón de 17 grandes invertir horas en la pista, pues es de los que mastica los intercambios hasta la saciedad para sumar puntos, pero esta vez fue arrebatador en su duelo ante Jeremy Chardy (6-0 Y 6-1), correspondiente a la segunda ronda, y mantuvo la misma velocidad de crucero ante Nikoloz Basilashvili (6-1 Y 6-0). En total, estuvo jugando dos horas y nueve minutos (una hoya y siete en el primer duelo, una hora y dos en el segundo), menos incluso que muchos de sus partidos. No va mal la cosa por el Foro Itálico.

Ante Chardy, Nadal mostró la cara buena exhibida en sus primeros compromisos en el Mutua Madrid Open. El mallorquín anda un proceso de regeneración y necesita victorias convincentes como esta, que se cocinó después de un primer set de manual que tan solo duró 26 minutos. El único juego que perdió en el encuentro llegó cuando mandaba ya 3-0 en la segunda manga.

Ante Basilashvili, al que en Roland Garros 2017 solo le concedió un juego en la que es su victoria más abultada en un grande, el número dos del mundo aguantó únicamente el debate en los dos primeros juegos. A partir de ahí, puso la directa y enlazó once juegos consecutivos, destrozando al georgiano desde el fondo. La mejor noticia para el español es que no bajó el nivel, y eso que las condiciones en la capital italiana son muy distintas en función de si se juega de día o por la tarde, preferible para su estilo el que se compita con calor y sol.

Fue, simple y llanamente, un rodillo que se expresó estupendamente. Con unos números impecables, ni siquiera necesitó grandes florituras para dejar en la cuneta a un Basilashvili terrible que finalizó con 34 errores no forzados. Ahora, Nadal se mide en cuartos de final con Fernando Verdasco, que también completó un jueves fantástico al vencer a Thiem primero y después a Khachanov.