15
Vie, Nov

Djokovic: «No sabía si iba a terminar el partido»

Deportes
Typography

Nadal, un cuadro para soñar en Nueva York

El tenista Novak Djokovic, que este miércoles consiguió pasar a tercera ronda del US Open tras una trabajosa victoria frente al argentino Juan Ignacio Londero (6-4, 7-6 (3) y 6-1), confirmó en una rueda de prensa que arrastra una lesión en el hombro desde hace cerca de dos semanas

«No es nueva en el sentido de que me ha estado molestando desde hace ya casi dos semanas. Ha estado fluctuando mucho, con más dolor o menos», explicó ante los periodistas el serbio, que dijo que en un momento dado «no sabía si iba a poder terminar el partido».

«Voy a evaluar la lesión mañana (...) con más consultas con expertos en medicina deportiva. Espero en dos días poder jugar sin dolor, si es posible», agregó.

Durante el encuentro de segunda ronda, Djokovic tuvo que recibir asistencia médica después del séptimo juego del primer set, cuando se le vio recibiendo un masaje en la zona del hombro izquierdo.

«Lo bueno de los Grand Slams -opinó- es que se tiene un día de descanso entre partidos. (...) Espero poder estar mejor en unos días de lo que estaba hoy».

El serbio dijo asimismo estar «impresionado» con el juego de Londero, que en el último año ha ascendido desde el puesto 123 al 55 de la ATP. «He visto que es un gran luchador. Trae concentración e intensidad a la pista y mostró un gran espíritu», afirmó el número uno del mundo, que alabó especialmente su drive. «Me hizo trabajar. Tuve que correr mucho para conseguir esta victoria», zanjó.

Sustos para Federer y Serena Williams

El suizo admitió haber sentido frustración durante el primer set de los dos partidos que ha jugado ya en el US Open, y que sorprendentemente perdió ante rivales mucho peor posicionados en la clasificación oficial. «Es bastante frustrante, sobre todo cuando el nivel es tan bajo y hay tantos errores no forzados», afirmó Federer ante la prensa minutos después de su encuentro de segunda ronda, en el que consiguió vencer al bosnio Damir Dzumhur.

El suizo, que ganó cinco veces consecutivas el título en Nueva York, aseguró no estar preocupado por la inusual tendencia, que apuntó se reducía a «malos golpes en la fase inicial». «Necesito ver las cosas positivas. Una vez pierdo el primer set, mejoro, así que eso es bueno», agregó.

También la estadounidense pasó unos momentos de apuro en su encuentro ante su compatriota Catherine McNally, de 17 años, que consiguió arrebatarle el primer set. «No se puede ganar torneos cometiendo esa cantidad de errores», dijo sin rodeos y ante la prensa la número ocho del mundo, que se ha proclamado campeona en Flushing Meadows en 6 ocasiones.

Williams apuntó a lo que considera un elevado número de errores no forzados durante el encuentro, que ascendieron a 28, a la vez que admitió que los partidos nocturnos, como el que jugó en esta ocasión, son complicados para ella. «Las sesiones de noche son difíciles para mí porque no te dan un día libre. Le preparación es diferente y estás concentrada todo el día pensando en el partido y en cómo lo vas a hacer», explicó Serena, que colgó la raqueta cerca de las 12 de la noche hora local.