20
Dom, Oct

BARCELONA / El Barça destituye a Víctor Valdés

Deportes
Typography

El guardameta más laureado de la historia del club azulgrana deja de ser técnico del Juvenil A

(ABC) Víctor Valdés ya no es entrenador del equipo Juvenil A del Fútbol Club Barcelona. El club azulgrana ha hecho pública sus destitución tras las últimas desavenencias del que fuera portero con Patrick Kluivert, su superior en la estructura del fútbol formativo azulgrana. Su etapa como entrenador del juvenil apenas se ha prolongado durante dos meses y medio.

Valdés será sustituido en el cargo por Franc Artiga, hasta ahora entrenador del juvenil B y con diferentes responsabilidades en La Masia desde 2010.

El técnico, que había llegado procedente del juvenil del Moratalaz a mediados de julio, ya no dirigió a su equipo el pasado sábado en el partido ante el Gimnàstic de Tarragona.Tras una conversación en verano el presidente culé Josep María Bartomeu fichó a Valdés para colocarlo en la estructura de la entidad como máximo responsable del Juvenil A. Lo que no se esperaba eran los problemas que iba a causar el cancerbero mas laureado del Barcelona.

La historia de amor de Valdés con el Barcelona está trufada de desencuentros. Y el último sucedió esta misma semana con una discusión muy subida de tono con Patrick Kluivert, su superior en la estructura del fútbol formativo azulgrana.

Desde tiempos inmemoriales, las categorías inferiores del Barcelona entrenan y juegan con el sistema que utiliza el primer equipo para facilitar la integración de los canteranos. No obstante, Valdés cometió el sacrilegio de obviar el tradicional 4-3-3 para apostar por un 4-4-2 alejado de la filosofía cruyffista que se intenta implementar. Y, además, lo hizo en la inauguración del estadio que lleva el nombre el mito holandés ante el Ajax. Fue una de las gotas que colmaron el vaso de la paciencia.

Antes puso al club en un brete al impedir que su equipo disputara la final de consolación en Holanda, en pretemporada, en un torneo en el que todas las condiciones estaban pactadas. El Barcelona dio la cara por él y por su decisión, aunque salió claramente perjudicado.

En la Youth League ha perdido los dos partidos disputados (Dortmund e Inter), y se le cuestionan los cambios que realizó en Alemania en el descanso cuando iba ganado el encuentro.

Además, sus quejas y ademanes fueron subiendo de tono. Fue el único entrenador que no se presentó a una cena de técnicos del fútbol base y criticó abiertamente a la directiva azulgrana. «El primer día, cuando llegué con la moto y vi ese estadio, me ilusioné. Pensé que iba a ser el nuestro, por desgracia de momento no lo es», se quejó antes de mantener un desencuentro público con el departamento de comunicación del club porque tuvo que dar la rueda de prensa previa a un partido de pie.