25
Mar, Jun

El gobernador de California paraliza la pena de muerte

Política
Typography

En total deberá cumplir siete años y medio de cárcel por fraude y perjurio

El nuevo gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, ordenó ayer una moratoria sobre la pena de muerte en su Estado, que tiene 737 reos en el corredor de la muerte, el mayor número de todo el país. El presidente norteamericano, Donald Trump, criticó después a Newsom por ir en contra de la voluntad de la ciudadanía, pues desde 2012 los californianos han votado en al menos tres ocasiones a favor de mantener la pena capital.

Al firmar ayer la moratoria, Newsom dijo que sentía que estaba «haciendo lo correcto» porque la pena de muerte ha resultado ser «un completo fracaso». «Ha discriminado a quienes padecen enfermedades mentales, a personas de raza negra u oscura y a quienes no pueden pagar una representación legal costosa», añadió.

También citó el gobernador como uno de los motivos principales para su moratoria la posibilidad de que se den errores judiciales que con este tipo de condena acaban siendo irreparables. Según el Gobierno californiano, desde 1973 cinco condenados a muerte han sido exonerados después de haber sido ejecutados.

En realidad en California no se ejecuta a ningún reo desde 2006, a causa sobre todo a una serie de demandas sobre los métodos empleados. En ese estado son legales las ejecuciones con inyección letal y en cámara de gas. En 2016, los votantes respaldaron una iniciativa para simplificar las ejecuciones por inyección letal, acelerando además las apelaciones judiciales.

Polémica

La moratoria no implica reducción de condena ni se traducirá en la excarcelación de ningún preso. La voluntad de Newsom, como la de muchos demócratas, es que la cadena perpetua sea la pena máxima en EE.UU. Varios fiscales y políticos republicanos ya han anunciado que llevarán la decisión del gobernador a los tribunales. Existen moratorias similares en pie en otros estados, como Pensilvania y Oregón.

Según dijo ayer el presidente Trump en Twitter, «los amigos y los familiares de las víctimas, siempre olvidadas, no están nada contentos, ni lo estoy yotampoco». La senadora por California Kamala Harris, que aspira a disputarle la presidencia a Trump por el Partido Demócrata, aplaudió ayer a Newsom porque, según opinó, la pena de muerte es «inmoral, discriminatoria e inefectiva».

Desde que la pena de muerte quedó legalizada en California, en 1978, el estado ha ejecutado a 13 reos. Otros 79 han fallecido de causas naturales en el corredor de la muerte y 13 se han suicidado. La pena capital es legal en 34 estados y hay en total 2.738 presos a la espera de ser ejecutados en todo EE.UU.