16
Lun, Sep

México intercepta 19 mil emigrantes tras la firma del acuerdo con EE.UU.

Política
Typography

Las cifras proporcionadas comienzan justo a contar después del 7 de junio, el día en que EE.UU. y México cerraron un acuerdo para reducir el flujo de emigrantes camino al norte.

El Gobierno de México ha interceptado a 19.005 emigrantes indocumentados entre el 8 de junio y el 11 agosto que atravesaban su territorio rumbo a Estados Unidos, según datos incluidos en una diapositiva de una presentación de Marcelo Ebrard, el secretario (ministro) mexicano de Relaciones Exteriores. Las cifras proporcionadas comienzan justo a contar después del 7 de junio, el día en que EE.UU. y México cerraron un acuerdo para reducir el flujo de emigrantes camino al norte.

De acuerdo con la presentación de Ebrard, un total de 5.979 emigrantes fueron «rescatados» —interceptados— mientras viajaban en autobuses y 1.707 fueron hallados hacinados en 21 camiones de carga. «Los camiones son nuestra preocupación principal  y la razón por la cual estos operativos son tan importantes», señaló Ebrard.

La mayoría de los 19.005 emigrantes capturados durante dicho periodo son hondureños. En total, fueron interceptados 6.662 hondureños, 3.787 guatemaltecos y 1.896 salvadoreños. Durante la rueda de prensa, Ebrard explicó que también han reforzado los controles en la línea de ferrocarriles mexicana para evitar que los emigrantes su suban a los trenes para recorrer más rápidamente el extenso país mesoamericano, conocida comúnmente como «La Bestia».

Asimismo, Ebrard anunció que unas 33.000 personas en Honduras y El Salvador recibirán un apoyo económico de 250 dólares como parte del programa patrocinado por México «Sembrando Vida», una iniciativa que contará con varios países, entre ellos España, en un intento de desarrollar Centroamérica para reducir la emigración hacia Estados Unidos.

Como parte del trato cerrado en junio para evitar que EE.UU. imponga aranceles sobre todos los productos mexicanos, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha enviado más de 20 mil soldados y policías a sus fronteras con EE.UU. y Guatemala para frenar el flujo de centroamericanos indocumentados. Así, las deportaciones subieron significativamente hasta alcanzar los 21 mil 912 casos en junio, 4 mil más que en mayo, unas cifras que fueron aplaudidas por el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo durante una reciente visita a México.