28
Dom, Feb

Comisión de Honor y Justicia de Morena, cuela el mosquito pero engullen el camello; lejos de hacer cumplir la firma y el acuerdo del proceso interno de la encuesta, hace el papel de Ministerio Público

Estados
Typography

Epicentro /  Lo que está corriendo en este proceso electoral 2021, es grave. La llamada Comisión de Honor y Justicia del Movimiento de Regeneración Nacional(Morena) lejos de hacer cumplir los acuerdos firmados por los 11 aspirantes a la gubernatura por Guerrero, en el proceso de selección interno, mediante la encuesta, se ha convertido en Agencia del Ministerio Público, al obedecer a “influyentes”, que piden le sea negado el registro al senador con licencia Félix Salgado Macedonio. 

A  la Comisión de Honor y Justicia, le ocurrió el dicho aquel que dice: “Cuela el mosquito, pero engullen el camello”. Esto porque se centra más en un tema de carácter legal, que se tiene que atender en una instancia de Fiscalía, que en hacer valer los acuerdos firmados por los aspirantes que perdieron la encuesta y ahora mediante esta acción de una carpeta de investigación que fue enviada al archivo por faltas de prueba, se pretende negarle el registro.

Lo que ocurre en Morena, es más que grave. La estructura del movimiento de regeneración nacional, está sirviendo a intereses de un grupo cercano al poder del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde donde están presionando al partido para cerrarle el paso al Salgado Macedonio, quien encabeza las preferencias electorales en Guerrero.

Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, el hombre humilde, tranquilo y trabajador del 2015, ahora es un verdadero monstruo empoderado pero sin tener ni la experiencia de la lucha social y menos el arraigo en Guerrero, necesario para sus sueños de ser gobernador de Guerrero.  Empoderado por su hermana Irma Eréndira y su cuñado John Ackerman, le han cambiado su anterior personalidad y ahora se ha convertido en un tipo sin valores ni principios.  Haciendo una guerra sucia como al viejo estilo del PRI y peor aún, no cumpliendo a su palabra y su firma en reconocer al ganador de la encuesta en el proceso interno de Morena.

La lucha por el poder y las ambiciones personales, de quienes están detrás de todo este arguende, tiene nombre y apellidos. Sin nombrar la mano que mece la cuna, la gente ya sabe de dónde viene toda la Guerra Sucia en contra del puntero de las encuestas.

La Comisión de Honor y Justicia de Morena, debería obligar a los que firmaron el acuerdo del proceso interno en la encuesta y no servir como instrumento de presión para hacer un cumplido de un aspirante que tiró millones de pesos en espectaculares en plena pandemia y además iniciar una Guerra Sucia que no solamente va en afectar la imagen del puntero en las encuestas sino también la imagen del partido.

Todo lo que antes criticaban de los demás partidos tradicionales, lo están repitiendo una y otra vez en Morena.  Casi por nada,  un día el presidente llegó a decir que si no se componían y dejaban de andarse peleando como perros y gatos en Morena, iba dejar el partido. No es para menos, los intereses creados por un pequeño grupo que abusando del poder que ostentan, pretenden imponer a familiares y amigos en cargos de elección popular. 

Lo que la Comisión de Honor y Justicia de Morena, deben saber que más allá de la trama que se traen por obedecer a intereses no de la mayoría en Guerrero, si no se respeta la voluntad popular, lo que el partido tiene seguro, lo podrían perder, tan solo por un capricho de un aspirante que no reconoce su derrota. Amén de que los hermanos veneno, no dejan de meterse en un proceso electoral en un estado donde no viven y donde no pueden votar.