20
Jue, Jun

San Felipe, violencia e incidentes entre pescadores y marinos

Estados
Typography

México, 28 de marzo.- Una operación de patrullaje naval para evitar la pesca ilegal de totoaba en San Felipe, Baja California, terminó con saldo de un pescador herido de gravedad, el escape de los marinos que dispararon y las protestas violentas de los pescadores luego de lo ocurrido.

Por Jorge Medellin 

Además, durante los reclamos, personal de la Marina-Armada de México (Semar) habrían hecho disparos al aire para evitar que los civiles se acercaran a sus instalaciones. A pesar de las acciones disuasivas, los pescadores quemaron lanchas de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que estaban cerca de las instalaciones navales y un automóvil.

Exigían que los cuatro marinos que le dispararon a su compañero fueran entregados a las autoridades federales y que los marinos dejaran de agredirlos de forma sistemática.

Los hechos en los que el personal naval hirió con armas de fuego al pescador Enrique García Sánchez, El Kiki, quien iba desarmado, ocurrieron poco antes de las 10 de la mañana de este jueves, luego de que los civiles que según la Marina pescaban ilegalmente, fueron obligados a regresar tierra firme y trataron de escapar con la lancha en la que llevaban sus artes de pesca.

Al tratar de evitar ser detenidos, chocaron su camioneta pick up con la de la Marina, discutieron, trataron de impedir que los marinos se llevaran el remolque con la lancha y sus artes de pesca y entonces, en el forcejeo, al menos un disparo accidental se escapó de uno de los rifles del personal naval.

Esta es la versión de la Semar, en la que se señala de inicio que “, la embarcación “Sharpie”, perteneciente a la ONG “SEA SHEPHERD”, fue agredida por pescadores de una embarcación que intentaba recuperar artes de pesca prohibidas, las cuales habían sido levantadas en el polígono de protección de la vaquita marina por “Sharpie”. En seguida, tras recuperar sus redes, la embarcación pesquera se dio a la fuga con rumbo a San Felipe, BC”.

La marina desplegó, en el marco del “Programa Integral para la Atención del Alto Golfo de California”, una Patrulla Interceptora y personal de Infantería de Marina en el campo pesquero número uno de San Felipe, BC. 
A ese lugar llegaron los pescadores y se encontraron con los marinos. La versión oficial detalla que los civiles intentaron huir y “ante ello, personal naval realizó maniobras de disuasión para tratar de asegurar el vehículo con la embarcación y detener a los presuntos infractores, sin embargo, durante estas acciones fue impactado un vehículo de esta Institución”. En el desarrollo de los hechos, “los presuntos infractores de la ley opusieron resistencia y se presentaron forcejeos con el personal naval, con el infortunado resultado de un disparo accidental (sic) de arma de fuego que provocó heridas a una persona”.

Para evitar que de la discusión se pasara a escenarios más violentos, los marinos se fueron del lugar, indica la Marina.

Un video tomado por los pescadores instantes después de la agresión muestra a dos civiles deteniendo a uno de los marinos a quien ya tenían sometido. Alguno de los marinos se da cuento de esto y dispara al aire. Los civiles sueltan al marino detenido y este corre hacia la camioneta de la Semar que ya ha iniciado la marcha.

Uno de los infantes de Marina ayuda al compañero a subir a la batea del vehículo que se va a toda velocidad mientras uno o dos civiles le lanzan piedras. Hasta ahí la versión oficial. Los pecadores cuentan otras historias.

Desarmados

Sunshine Antonio Rodríguez Peña, ex líder de los pescadores de San Felipe, Baja California, dice en entrevista telefónica que los pescadores fueron agredidos dos veces; la primera cuando estaban aún en la mar y se dirigían a tierra.

Dice que “al salir del mar los intercepta la Marina, disparan y la persona va con herida de bala y luego, nuevamente a la persona que ya venía herida, le vuelven a pegar otros dos (tiros) al parecer)”.

Fueron cuatro tiros al parecer; dos en la cabeza, uno en la pierna y uno en la mano, explica Sunshine. 
– ¿Le disparan desde el aire o desde tierra?
– De carro a carro.
– ya habían salido del mar…
– Iban jalando la embarcación…Ahí se mira en el video cuando la persona está atrás y se mira que iban jalando la embarcación.
– ¿Entonces no hubo enfrentamiento?
– Nunca hubo enfrentamiento; hicieron la parada tal vez, pero al grado para detonar en contra de una persona… Yo creo que hay otros métodos y otras formas de detener un vehículo.

Esta parte de la explicación de Sunshine Rodríguez coincide con otra versión civil en la que se señala que los marinos le marcaron el alto a la camioneta de los pescadores, quienes trataban de abandonar el lugar.

La versión indica que “la persona agredida por los marinos, de nombre Enrique (a) “Kiki”, iba manejando una pick-up junto con una mujer y un menor; que había un retén de la Marina y él no hizo alto sino que se siguió, respondiendo los marinos, disparando sus armas de fuego en contra de los ocupantes del vehículo”.

Esto habría ocurrido en el lugar del primer encuentro que la Marina identifica como el sitio del disparo accidental. Luego, “cuando un grupo de pescadores llegó a las instalaciones de la Marina, los militares dispararon varias veces al aire, y una bala perdida alcanzó a una señora en el estómago”, señala la otra parte de la misma versión sobre las protestas violentas.

El ex líder de los pescadores de San Felipe insiste en que la Marina debe seguir un protocolo de actuación y no atacar a las personas.
-¿Fue pesca legal o ilegal? ¿Qué es lo que se sabe?
– Ellos dicen que estaban haciendo pesca legal, pero como siempre hay dos versiones de la misma historia, pues ellos dicen que era pesca legal y los otros van a decir que era pesca ilegal.
Pero independientemente de lo que hayan estado haciendo o no haciendo, la pesca es pesca y no es para andar matando o hiriendo alguien, a gente que no trae armas, que no pertenece al crimen organizado, como luego andan diciendo los medios, añade Sunshine Rodríguez.

En su comunicado 020/19, la Marina señala que “tras estos sucesos, el grupo de personas se concentró en las inmediaciones de las instalaciones navales, para manifestarse de manera violenta, arrojando objetos y bombas molotov, ocasionando daños a diversos inmuebles de la Semar y la quema de un vehículo y dos embarcaciones menores”.

En el texto la Semar dice que “se cuenta con información de que en la manifestación resultaron lesionadas otras personas”, pero sin referirse específicamente a la mujer presuntamente herida por bala perdida que habrían disparado al aire los marinos.

Agrega que “se ha dado vista a la autoridad competente, quien efectuará las investigaciones correspondientes, a fin de deslindar responsabilidades, apegada en todo momento a derecho”.

Esta Secretaría colaborará en todo lo necesario con las autoridades encargadas de impartir justicia en nuestro país, con la convicción de que, en ninguna circunstancia, esta institución justifica conductas contrarias a la Ley y a los Derechos Humanos, por lo que en caso de acreditarse serán sancionadas por las instancias correspondientes según su gravedad, asegura la marina en su comunicado.