18
Dom, Ago

Centros de salud en la zona poniente de Acapulco en el abandono; hay médicos pero no hay medicinas

Estados
Typography

Acapulco Gro., 11 de agosto del 2019 (Noticias Acapulco al Desnudo.com) Los centro de salud en la llamada zona poniente de Acapulco, están en el abandono, amén de que hay médicos pero no medicinas.

Las condiciones en las que las personas tienen que recibir la atención médica es  deprimente. Consultorios sin aíre acondicionado y ventiladores que no funcionan, es parte de lo que tienen los inmuebles del sector salud del estado.

El personal de esos centro de salud, están en la “edad de piedra”, pues no conocen lo que es una computadora, todo lo hacen como en el pasado, con hojas de papel los expedientes que regularmente se extravían por no tener una base de datos.

La gente que acude a los centros de Salud, en la Colonia Jardín Palmas, donde hay al menos tres unidades de atención médica, no tienen suficientes medicinas y los pacientes tiene que andar de un lado a otro para poder encontrar la fórmula para su mal.

Particularmente, el Centro de Salud, que se ubica en la glorieta de las Palmas, donde aún están una decenas de cruces, de las personas que han sido asesinadas en ese lugar, tienen problemas con el suministro de energía eléctrica, a menudo se quedan en oscuridad.

Llegar a ese lugar de atención médica, es espantoso. Aguantar los calores en los diminutos consultorios, donde tiene que salir uno para que entre el otro, es a penas el principio del sufrimiento para quienes gozan del llamado “Seguro Popular”.

Los otros dos centro de salud que se encuentran a unos metros del mercadito en la entrada principal de la colonia Jardín Palmas Sección “A”, tampoco hay suficientes medicinas, aunque hay médico dando la consulta.

Si bien es cierto que el gobierno del estado, está invirtiendo en salud en otros municipios, no debe olvidar a los centros de salud que ya están operando en  condiciones infrahumanas.

El titular de la secretaría de salud en el estado, Carlos de la Peña Pintos, debería salir de su zona de confort, e ir a recorrer los centros de salud en la zona poniente de Acapulco, para que en carne propia, vea en las condiciones en las que los médicos y enfermeras atienden a la gente.

Quienes tiene que acudir a esos centros de atención a la salud, viven la mala experiencia que cuando no hay médicos, no hay luz o no cuentan con medicinas para surtir la receta. Esta entre otras cosas, es lo que se vive en el sector de la salud en el Acapulco de los pobres.