19
Mié, Feb

Muere el periodista David Gistau

Estados
Typography

El periodista David Gistau (Madrid, 1970) ha fallecido este domingo en Madrid tras no poder superar una lesión cerebral de la que tuvo que ser intervenido el pasado mes de noviembre. Tenía 49 años, mujer y cuatro hijos.

Antes de que su nombre se relacionase con una mirada a veces crítica, casi siempre acerada, de la actualidad, Gistau comenzó como guionista de televisión. Pero ya desde esos momentos evidenció un deseo casi físico de escribir en periódicos. Tras un paso casi anecdótico por una publicación de viajes se introdujo en el mundo del columnismo con el artículo de contraportada de «La Razón», para dar en ella cuenta diaria de su visión mordaz de la realidad más cotidiana, en la tradición más genuina de grandes referentes de la columna diaria como Julio Camba, César González Ruano o Josep Pla.

Nada le fue ajeno a una prosa eléctrica que deparaba al lector fogonazos incompatibles con la indiferencia sobre los más variados temas. Sus columnas, jalonadas de asuntos políticos o deportivos, eran deudoras sobre todo de algunas de sus pasiones, como el boxeo, deporte que practicaba con asiduidad, o de todo aquello relacionado con la mafia, como acreditó en un excelente texto publicado en ABC sobre la muerte del capo Totò Riina.

Fue corresponsal en Afganistán a principios de la década y en Sudáfrica, donde cubrió el Mundial de Fútbol de 2010. Trabajó en «La Razón» desde 1997 hasta 2004, y entre 2005 y 2013 escribió en el «El Mundo». De ahí, se incorporó a ABC, periódico en el que permaneció hasta 2018, cuando regresó a «El Mundo». Actualmente colaboraba con Carlos Herrera en el programa Herrera en COPE.

Gistau es además autor de media docena de novelas y libros de relatos, como «Golpes bajos», que desarrolla una trama donde confluyen mafiosos, boxeadores y presentadoras de televisión en horas bajas. También escribió sobre la primera legislatura de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en «¿Qué nos estás haciendo, ZP?» o «La España de Zetapé». «Gente que se fue», un libro de relatos, es su último título.