04
Jue, Jun

La extraña muerte de cuatro contagiados del Coronavirus en Acapulco

Estados
Typography

Un abogado, líder sindical, notario y un arquitecto las víctimas

 

Acapulco gro., 31 de marzo del 2020 (Noticias Acapulco al Desnudo.com) La extraña muerte de al menos cuatro personas que fueron contagiados por el coronavirus en Acapulco, es apenas una cadena de sucesos de lo peor que le puede esperar a sus familias y amigos.

El primer caso que saltó a la opinión pública, fue del arquitecto José Luis Jaimes Altamirano, quién estuvo presente en un evento o cena con el cantante de ópera, Plácido Domingo en su casa de Brisas Guitarrón. Luego de haber difundido un video de que estaba en cuarentena voluntaria en un hospital privado, con dolor de ojos y fiebre, expresó que estaba preocupado por su salud y a  las pocas horas murió.

De todos es sabido, que Plácido Domingo, estaba bajo observación médica porque ya estaba con el COVID-19 y estaba internado.  ¿Cuántos de los que asistieron a su cena con empresarios e inversionistas lo abrazaron y le dieron la mano? , aunque no lo sabemos, sí podemos decir que al menos dos de ellos, ya están muertos.

Salvador Vargas, o Chava, como le decían, era muy amigo y conversaban a menudo con el arquitecto Jaimes Altamirano, de hecho desayunaban acompañados de otros amigos en la llamada “Mesa 55”.  El dirigente sindical, Salvador Vargas, falleció días después por la misma causa, el COVID-19.

La cadena de sucesos, viene de aquella reunión con Plácido Domingo.  El líder de trabajadores Salvador Vargas, de igual forma, convivieron de cerca con el abogado Rigoberto Paredes Hernández, mismo que a los pocos días de que muriera Chava, también murió él en un  hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social(IMSS).

El otro que decían que había fallecido por el COVID-19 fue el notario público Sergio Olvera, quien finalmente no ha muerto, este hombre se fue grave del hospital del Prado a la Ciudad de México, donde según fuentes confiables, aseguran que sigue en un hospital en observación y se está recuperando.

Los tres primeros que fallecieron tras ser contagiados por el coronavirus, se reunían a menudo en la llamada “mesa 55”, en el restaurante el VIP de la Gran Plaza, pero en una fotografía que se difundió recientemente en redes sociales, aparecen al menos cuatro de los cinco muertos por el COVID-19, solo que ese encuentro fue a mediados de febrero, es decir antes de que brotara la pandemia en China.

Muchos se han preguntado si la secretaría de salud del estado, ha puesto un cerco sanitario en torno a la familia y amigos de estos cuatro fallecidos infectados por el coronavirus, pues es un hecho que esos ya en pocos días, podrían desarrollarse ese virus asesino. Si  no lo han hecho, sería muy grave, pues esto podría generar otra cadenas de sucesos, con mucha pérdida de vidas humanas. En medio de esta crisis por la pandemia, meseras del restaurante VIPS de la Gran Plaza, están muy preocupadas, porque atendieron de cerca a los asistentes de la llamada "Mesa 55" y dado estos cuatro casos, no estarían lejos del contagio.